¿Cómo se encuentra? La respuesta importa más de lo que parece

Compartir

El envejecimiento es, en parte, una profecía autocumplida. Ese podría ser el resumen de las conclusiones de una investigación(1) que ha probado que el hecho de que una persona se centre en los peores aspectos del envejecimiento tiene un impacto negativo perfectamente medible sobre su estado de salud.

En concreto, uno de los parámetros a los que afecta es la capacidad del organismo de soportar y gestionar el estrés, de acuerdo con esta investigación en la que se evaluó el estado de salud y la autopercepción del mismo durante 100 días y sobre un nutrido grupo de estadounidenses.

Todo ello sirvió para demostrar que una visión más positiva mejora los resultados en las evaluaciones objetivas acerca del estado de salud. De hecho, se han registrado hasta ¡tres veces menos síntomas! y molestias asociadas naturalmente a la edad en los participantes con una mejor autopercepción de su estado de salud.

Pero lo mejor de todo, tal y como recuerdan los expertos responsables del estudio, es que esto demuestra que intervenciones sencillas a nivel psicoemocional pueden tener un gran impacto en la salud física y global.

Nota de Salud en 1 Minuto: Ya ha visto que el efecto de una mentalidad más positiva respecto a la propia salud es muy potente. Pues bien, déjenos contarle un secreto: resulta que para ser más feliz hay un nutriente que no debería faltarle a su cerebro, y es este.

Fuentes

1. Karen Hooker, Sally R. Bowman, et Al. “Behavioral Change in Persons with Dementia: Relationships with Mental and Physical Health of Caregivers”. The Journals of Gerontology: Series B, Volume 57, Issue 5, 1 September 2002, Pages P453–P460.


Comentarios 0 comentarios