Imagínese que un día lleva su coche al taller porque de vez en cuando le funciona mal el limpiaparabrisas. Y que cuando va a recogerlo se lo encuentra totalmente desmontado y, además, el mecánico le entrega una factura por varios miles de euros.

Salvando las distancias, sucede algo similar con el cáncer de próstata y la prueba más empleada para detectarlo de manera precoz, la PSA (antígeno específico prostático, por sus siglas en inglés).

Son ya muchos los urólogos que advierten del peligro que entraña el sobrediagnóstico y atribuyen este problema al hecho de que gran parte de la comunidad médica sigue considerando la PSA como un marcador tumoral suficiente y general para este tipo de cáncer.
 

PSA, la prueba que no siempre pasa la prueba

El antígeno específico de la próstata (PSA) es una proteína producida por la glándula prostática cuya elevada presencia en la sangre se relaciona habitualmente con un tumor en este órgano.

El problema es que, si bien la concentración de PSA en sangre suele ser habitualmente baja y por lo general se dispara en caso de cáncer, unos niveles elevados también pueden ser indicadores de otros problemas de próstata que nada tienen que ver con el cáncer (prostatitis, hiperplasia benigna de próstata…).

Asimismo, un nivel correcto de PSA en sangre no excluye la posibilidad de padecer cáncer.

Sin embargo, desde los años 90 los resultados de esta prueba se consideran prácticamente infalibles, lo que en general conduce a otros métodos de diagnóstico mucho más agresivos e invasivos, como por ejemplo la biopsia, que en 1 de cada 5 casos no consigue llegar a la zona tumoral, especialmente si la próstata es grande (lo que es muy frecuente con la edad).

Además, un 30% de los hombres que son sometidos a esta prueba sufren graves efectos secundarios: desde fiebre, dolor y hemorragias hasta disfunción eréctil y trastornos urinarios.

Es decir, que en algunos casos incluso empeora la situación de partida. Sobre todo teniendo en cuenta las características de este tipo de cáncer, que no en vano recibe el apodo de “tortuga de los cánceres” por su lento crecimiento.

En concreto, puede tardar más de 10 ó 15 años en desarrollarse, lo que hace que la gran mayoría de los hombres que lo sufren terminen muriendo por otra causa. Como afirma el destacado urólogo español Ander Astobieta, si toda la población masculina llegase hasta los 100 años, el 90% desarrollaría este tipo de cáncer. Sin embargo, la mayor parte moriría por otras causas y no debido al cáncer de próstata.

Además, la mitad de los cánceres de próstata detectados no son evolutivos o progresan poco. Es decir, que se mantienen en un estado latente sin poner nunca en peligro la vida del paciente.

Pero aún hay más: este tumor por lo general se extiende poco por el organismo y solo 1 de cada 10 hombres corre el riesgo de sufrir metástasis.

De hecho, en la mayoría de los casos se diagnostica como T1 ó T2; es decir, como cáncer de bajo riesgo o de riesgo intermedio.

Sin embargo, muchas veces, y a pesar de lo que se ha visto sobre la peligrosidad real de la mayor parte de los cánceres de próstata, el paciente se ve sometido a un tratamiento excesivo desde el mismo instante en el que se le detectan células malignas.

Algo así como matar moscas a cañonazos.

¿Qué hacer entonces? ¿Cómo abordar la presencia de un cáncer en nuestra próstata?
 

Una visión diferente del cáncer de próstata

Por supuesto, no estamos diciendo que hay que mirar hacia otro lado y no darle al cáncer de próstata la importancia que merece; ni que la determinación sanguínea del PSA sea una prueba totalmente inútil… Simplemente que hay que analizar los resultados con prudencia, sin alarmismo injustificado y que en caso de confirmar la presencia de células malignas, hay que tener en cuenta las especiales características de este tipo de tumores.

Por eso, para que usted tenga una visión mucho más equilibrada de esta enfermedad, en el próximo ejemplar de Salud AlterNatura, correspondiente al mes de febrero, encontrará un artículo especial sobre el cáncer de próstata en el que descubrirá:

  • Los factores que pueden influir en los niveles de PSA y que muchas veces hacen pensar en un peligro que no es tal.
     
  • Los resultados extraídos de una prueba de PSA que, por el contrario, sí deberían ponerle en alerta.
     
  • Por qué un tratamiento excesivo puede ser incluso más peligroso que ciertos tipos de cáncer de próstata.
     
  • Cómo convertir el cáncer de próstata en una oportunidad para cambiar de hábitos de vida y mejorar en general la salud (sí, ha leído bien).

Y, por supuesto, porque Salud AlterNatura no sería la publicación que es si no ofreciese a sus lectores las mejores y más completas estrategias para proteger su salud de manera natural, en el mismo artículo descubrirá también un eficaz enfoque nutricional para “matar de hambre” al cáncer de próstata. Es decir, qué alimentos debe evitar, dado que aumentan en casi un 50% el riesgo de desarrollar una forma agresiva de cáncer de próstata (con metástasis), así como qué alimentos debe priorizar para reducir enormemente esas probabilidades.

Además, se incluyen dos recomendaciones para prevenir esta enfermedad, una de las cuales le resultará de lo más atrayente y placentera…
Y si le parece increíble este contenido, espere a conocer un poco más sobre el resto de los temas que le esperan en el nuevo número de Salud AlterNatura:

  • Existen herramientas pensadas para cuidar de nuestro bienestar sin necesidad de salir de casa. Sin embargo ¿cuántas de ellas acaban en la basura porque no son las adecuadas? ¡O incluso porque agravan el problema! Saber elegir correctamente es fundamental, sobre todo cuando se trata de prevenir y mitigar el DOLOR DE ESPALDA. Y para ayudarle en su elección este mes cuenta con los consejos y la experiencia de Thomas Mahieu, nuestro coach deportivo.
         
  • Muchas personas dudan de si necesitan o no tomar COMPLEMENTOS NUTRICIONALES para solventar posibles carencias nutricionales. Pues bien, va a descubrir qué le sucede al organismo a partir de cierta edad y podrá sacar sus propias conclusiones acerca de qué es lo más conveniente para su salud. ¡Un artículo de obligada lectura si usted tiene más de 60 años o acaba de cumplirlos!
  • “El aliado de las mujeres”. Así es como suele presentarse al SAUZGATILLO y razones no le faltan. Esta planta supone una inestimable ayuda para hacer frente a los trastornos asociados al ciclo menstrual, pero también cuando se entra en la etapa de la menopausia. Conozca las muchas maneras en las que puede tomarla, dependiendo de sus necesidades, y sin sufrir los efectos adversos que suelen acompañar a los tratamientos convencionales.
     
  • Hay pacientes que desbaratan por completo el pronóstico de sus médicos. Y no hablamos de enfermedades menores, sino de artrosis, autismo, diabetes, alzhéimer, párkinson, esclerosis múltiple, cáncer… Este mes va a conocer algunos de los casos más paradigmáticos y sorprendentes. Y lo que es mejor: qué tienen en común todas esas CURACIONES “MILAGROSAS”.

¡Y muchos temas más!

Suscríbase a Salud AlterNatura y forme parte del privilegiado grupo de lectores que reciben prácticamente en primicia la información más relevante sobre los últimos avances de la medicina natural, complementaria y alternativa. Haga clic aquí o en el siguiente botón.

 

La revolución de la salud natural a un precio único

Salud AlterNatura es una revolucionaria publicación mensual sobre bienestar y soluciones alternativas y complementarias para mejorar la salud. Mes a mes le esperan 32 páginas repletas de los descubrimientos más sorprendentes y los tratamientos naturales que la investigación científica más reciente y puntera avala punto por punto.
Pero no va a encontrarla en ningún otro lugar que no sea este. Por eso, si usted también quiere recibirla y empezar a beneficiarse de este fantástico caudal de salud a un precio especial debe solicitarla aquí (por supuesto, podrá leer todas las ventajas de su suscripción antes de confirmarla).

Además, debe saber que si se suscribe a Salud AlterNatura cuenta con nuestra Garantía 100% de Satisfacción. Así que, una vez haya recibido el primer ejemplar de su suscripción, tómese su tiempo para leerlo y probar nuestras soluciones. Si no se encuentra satisfecho, tiene todo un mes (30 días) para cambiar de opinión y cancelar la suscripción y nosotros le reembolsamos la totalidad del pago.

No se pierda este número de Salud AlterNatura con toda la verdad sobre el cáncer de próstata y muchos más temas.

Aquí puede solicitar YA su ejemplar.