Aunque este año puede que se junten menos personas en torno a la mesa, en toda gran celebración es habitual que acabe sobrando comida. Para que no haya riesgo de que ese exceso acabe en la basura o se estropee, siga estos consejos:

  • Guarde la comida en la nevera cuanto antes, pues si ha estado a temperatura ambiente más de 2 horas no puede meterse de nuevo en el frigorífico.
  • Si guarda el alimento en la nevera, debe hacerlo en un recipiente limpio y hermético. No use el mismo en el que ya estaba.
  • Los platos que tienen salsas pueden estar en el frigorífico durante un máximo de 24 horas. En el caso de carnes, pescados o elaboraciones con huevo, el tiempo máximo de conservación es de 2 días. Y si son platos de pasta, arroz, lentejas o patatas, pueden aguantar hasta 5 días en la nevera.
  • Si opta por congelar algún plato, es mejor que lo almacene en porciones para que así solo tenga que descongelar de nuevo la porción que se vaya a tomar. Y muy importante: cuando vaya a consumirlo, deje que se descongele dentro del frigorífico.