En Sudamérica no es raro ver a las mujeres mayores realizando un extraño ritual una vez terminada la limpieza del hogar: se desplazan de una habitación a otra de la casa con una ramita de palo de santo (Bursera graveolens) humeante en sus manos.
 
Cualquier persona desinformada podría pensar que se trata de un hábito supersticioso o incluso de brujería, pero… ¡nada más lejos de la realidad!
Se trata de una excelente fórmula para desinfectar el ambiente, evitando la propagación de enfermedades contagiosas.
 
Yo mismo lo he utilizado en casa estas últimas semanas para purificar el aire antes y después de las visitas, porque creo que este remedio ancestral puede suponer una ayuda inestimable en un momento de pandemia como el que vivimos.

El secreto de los antepasados contra las epidemias

El hábito de fumigar las estancias domésticas con plantas depurativas para evitar el contagio de enfermedades infecciosas es común en la historia de los cinco continentes:

  • Los amerindios, por ejemplo, usaban salvia blanca, tabaco, cedro…
     
  • En Sudáfrica el grupo étnico khoisan prioriza desde siempre el uso de Helichrysum odoratissimum con ese fin.
     
  • En la India, por su parte, apuestan por una mezcla de varias plantas ayurvédicas denominada “havan samagri”. (1)
     
  • Y para los warlpiri, pueblo aborigen australiano, las mejores hierbas a este efecto son el árbol de té, el eucalipto, la acacia y el limoncillo.

Ahora bien, en diversas partes de Europa también suelen quemarse hierbas secas en los solsticios, especialmente el de verano, para purificar el hogar. Y es que de acuerdo con numerosas creencias tradicionales estas plantas servirían para expulsar a los espíritus malignos y las energías negativas. Y asimismo protegerían a los convivientes, curarían a los enfermos y, sobre todo, purificarían y desinfectarían el aire de las diferentes estancias de la casa.

En el fondo, ¿qué es un virus o un microorganismo patógeno sino algo negativo que efectivamente pulula por el ambiente?

El remedio de Hipócrates contra las plagas, ¡ahora a su alcance!

También, hace unos 2.500 años, el método de la fumigación fue puesto a prueba por Hipócrates para luchar contra las epidemias en Atenas. Esta ciudad griega fue el escenario de un grave brote de lo que se cree que era fiebre tifoidea ya en el año 430 a. C. Y ante ella, Hipócrates recomendó quemar maderas y hierbas aromáticas en las calles de la ciudad, algo que habría contribuido a acabar con la epidemia. (2)
 
Posteriormente, esta práctica se ha usado de forma cíclica como fórmula eficaz para limpiar objetos y ambientes en otras crisis sanitarias. Por ejemplo, resultó especialmente útil en el siglo XVIII, durante la epidemia de la peste bovina que se dio en varios países de Europa, o incluso en el siglo XIX contra el ántrax
 
Y es que ya en 2007 un equipo de investigadores comprobó que, efectivamente, todas las plantas usadas en este tipo de “rituales” poseen importantes propiedades antimicrobianas.
 
Publicado en el Journal of Ethnopharmacology, ese estudio halló que el humo derivado de la quema de la mezcla ayurveda havan samagri (una combinación de hojas, raíces y plantas secas arrojadas al fuego como ofrenda a los dioses indios) es capaz de acabar con nada menos que el 94% de las bacterias presentes en una habitación en solo 60 minutos. (3)

Pero lo más impresionante es que este efecto desinfectante se prolonga durante 24 horas en la misma habitación cerrada. Incluso 30 días después de quemar las hierbas, tras haberse aireado la estancia, los científicos confirmaron la ausencia de 7 bacterias comunes (Corynebacterium urealyticum, Curtobacterium flaccumfaciens, Enterobacter aerogenes (también conocida como Klebsiella mobilis), Kocuria rosea, Pseudomonas syringae pv. persicae, Staphylococcus lentus Xanthomonas campestris pv. tardicrescens).       

Líbrese de las infecciones y refuerce su sistema inmunitario

La fumigación es una técnica muy recomendada en general -y especialmente durante el invierno-, ya que permite limitar el riesgo de contraer muchas otras infecciones y depura eficazmente el entorno. Y más cuando sabemos que el aire de nuestros hábitats puede transportar hasta 1.800 tipos diferentes de microorganismos, entre ellos determinados patógenos muy resistentes. (4)

Por ello resulta lógico pensar que, dadas las propiedades antivirales de determinadas plantas, esta práctica también podría ayudar a destruir los virus presentes en el aire de una habitación.

Pero sus beneficios no acaban aquí: resulta que el humo de las plantas también reduce la cantidad de iones positivos (en comparación con los negativos) presentes en el aire de una habitación. Y una atmósfera con más iones negativos que positivos ofrece beneficios para el sistema inmunitario e incluso para la salud mental. Es el caso, por ejemplo, del aire que se respira en la montaña o junto al mar.

Fumigue su hogar usted mismo estos días

No importa si no lo ha hecho nunca y no tiene experiencia en este campo. Para empezar a aplicar este remedio solo necesita profundizar un poco más en la quema de plantas fumigadoras con el objetivo de elegir las adecuadas y utilizarlas correctamente.

Para ello, le recomiendo la lectura de nuestro próximo ejemplar de Plantas & Bienestar, en el que la Dra. en Farmacia Alina Moyon le explicará detalladamente cómo hacerlo.
 
Acabo de leerlo y le aseguro que le resultará muy provechoso.
 
Porque llega en un momento clave, en el que todos comprendemos la verdadera importancia de mantener el ambiente de cada casa, oficina o lugar de trabajo libre de virus… para protegernos ya no solo a nosotros, sino también a los demás.
 
Así, de la mano de la Dra. Alina Moyon descubrirá:

  • Cuáles son las plantas más eficaces y fáciles de encontrar para desinfectar el ambiente, evitando la propagación de enfermedades contagiosas.
     
  • Cómo confeccionar usted mismo en casa estos “ramos de fumigación” o “palos de plantas” con ingredientes naturales, así como la lista completa del material que necesita para elaborarlos.
     
  • Dónde, cómo y cuándo debe fumigar para que la limpieza del interior sea totalmente efectiva.
     
  • El ritual de limpieza detallado “paso a paso”, donde le cuenta cómo proceder en cada fase del proceso.
     
  • ¡Y mucho más!

Tiene que leerlo, porque esta limpieza purificadora a base de hierbas de la que le hablo hoy es un plus de protección frente a la sencilla ventilación de las estancias que recomiendan los expertos en salud.
 
El nuevo ejemplar de Plantas & Bienestar que contiene esta valiosísima información estará listo para enviarse el día 8 de diciembre.
 
Si desea recibirlo, puede solicitarlo en este enlace ahora mismo o en cualquier caso antes de la medianoche del martes día 8 de diciembre.
 
Para no perdérselo, le invito a que lo pida ahora, ¡así no se le olvidará y dentro de pocos días lo recibirá en su correo electrónico! Incluso en su buzón, si lo prefiere, impreso en papel.
 
Pero esto no es todo. Además del artículo sobre el ritual de purificación en casa, en las páginas del nuevo número de Plantas & Bienestar, que corresponde ya al mes de enero, podrá encontrar:

  • Que la realidad a veces es más simple de lo que parece. Tanto es así que las denominadas “ENFERMEDADES DE LA CIVILIZACIÓN”, las cuales suponen un auténtico drama en este siglo (cáncer, diabetes, cardiopatías…) se desencadenan sobre todo por 4 fenómenos biológicos que es posible -y relativamente fácil- neutralizar e incluso eliminar si se sabe cómo. De ahí la importancia del artículo que este mes le desvela, una a una, estas claves.
     
  • Los 10 usos que necesita conocer desde ya mismo del HIDROLATO DE ROMERO. Contra todo tipo de afecciones (leves y no tan leves): dolencias hepáticas, acné, infecciones del sistema broncopulmonar, alopecia… Este remedio multiusos se convertirá en uno de los mejores amigos de su salud y, la verdad, ¡no es para menos!
     
  • Abordamos en profundidad la QUINA, un muy buen ejemplo de esas plantas que marcan una época y que luego caen injustamente en el olvido. Afortunadamente, hay quien sigue velando por su uso con todas las garantías. ¡Y es que se trata de una hierba con un potencial anticancerígeno y cardioprotector como pocas!

Y también en este ejemplar:

  • Descubrirá uno de los hidratantes cutáneos más potentes de toda la Naturaleza, capaz incluso de activar las funciones de autorreparación de la piel.
     
  • Conocerá de primera mano un fantástico proyecto de ecoaldea democrática afincada en los Pirineos gracias a una entrevista con uno de sus fundadores.
     
  • Y sabrá todo lo que necesita para poder preparar esquejes a partir de sus propias plantas, replicando las más sanas y fuertes, lo que le permitirá repoblar su huerto o jardín la próxima primavera.

¡Y mucho más!

Amigo mío… ¡es un número espectacular! No se lo pierda.
 
Sé que poner en práctica el ritual de purificación en casa le ayudará a llevar con más tranquilidad las reuniones sociales bajo techo. Y con más razón ahora que las fiestas navideñas están ya a la vuelta de la esquina.
 
Recuerde que tiene hasta las 23:59 horas del martes día 8 de diciembre para apuntarse en la lista de destinatarios y recibir este nuevo y completísimo número de Plantas & Bienestar.
 
Le animo a que lo pida hoy mismo haciendo clic en el siguiente enlace.
 
¡Contando con esta información en sus manos cualquier visita será más segura, más fácil y podrá disfrutarla mejor!
 
Y a mí me encantará ver su nombre en la lista de nuevos lectores de Plantas & Bienestar. Así sabré que en estos días difíciles se cuida de la forma más sabia posible.
 
¡A su salud!
 
Luis Miguel Oliveiras
 
P.D.: Además, quiero que sepa que suscribirse a Plantas & Bienestar no le compromete a nada. Y es que una vez haya recibido el primer ejemplar de su suscripción, tiene todo un mes (30 días) para cambiar de opinión y cancelar la suscripción con el reembolso de la totalidad del pago y conservando los números que haya recibido hasta entonces. ¡Aproveche y suscríbase hoy! No deje escapar este número tan especial.