Un reciente estudio ha confirmado que si se incorporan a una dieta saludable almendras y chocolate amargo, se reduce el riesgo de sufrir una enfermedad coronaria.

Ello se debe a que permiten reducir de manera significativa las pequeñas partículas de colesterol LDL (el conocido como “colesterol malo”), que es un factor de riesgo para las enfermedades coronarias, ya que afecta a las concentraciones de lípidos, así como a la salud cardiovascular y al estrés oxidativo.

Estas fueron las conclusiones que se obtuvieron en base a 31 personas con una edad media de 46 años y que tenían sobrepeso u obesidad, así como niveles altos de colesterol LDL.

Para ello los participantes tuvieron que tomar cada una de las siguientes cantidades: 42,5 gramos al día de almendras (un cuarto de taza), 43 gramos al día de chocolate amargo, y una dieta combinada que incluía almendras y chocolate amargo. Cada dieta tenía una duración de cuatro semanas, seguida de un descanso de dos semanas entre cada una.

Observaron así que, tanto si se consumía de manera individual como combinada chocolate amargo y almendras, el perfil de lípidos de los participantes mejoraba considerablemente.

 

Fuente: Yujin Lee, Claire E. Berryman, Sheila G. West, C.‐Y. Oliver Chen, Jeffrey B. Blumberg, Karen G. Lapsley, Amy G. Preston, Jennifer A. Fleming, Penny M. Kris‐Etherton: “Effects of Dark Chocolate and Almonds on Cardiovascular Risk Factors in Overweight and Obese Individuals: A Randomized Controlled‐Feeding Trial”. Journal of the American Heart Association (JAHA). 2017