El Hospital del Mar de Barcelona ha sido el primer centro de España (y uno de los primeros de Europa) en aplicar la ablación láser guiada con resonancia magnética (RM) para eliminar tanto tumores cerebrales como focos epilépticos (las zonas del cerebro en las que se acumulan las neuronas alteradas responsables de las crisis epilépticas). Se trata de una técnica mínimamente invasiva que permite que el paciente puede recibir el alta apenas 48 horas después de la intervención.

El procedimiento combina varias técnicas, aunando las ventajas de la asistencia robótica, la RM y la sonda láser. Así, primero se realiza una pequeña incisión en el cráneo, de apenas 3 mm, a través de la cual se introduce la sonda láser para destruir el tejido dañado (ya sea un tumor o un foco epiléptico), una vez que la RM ha localizado la zona con una gran precisión.

Ya se ha tratado a varios pacientes con esta técnica y los resultados han sido muy satisfactorios. De momento, en el caso de la epilepsia, solo está indicada para lesiones que tengan un diámetro de entre 5 y 20 mm, pues si son mayores hay más riesgo de que se produzcan hematomas durante la intervención, debido a la rotura de pequeños vasos sanguíneos cerebrales. A cambio, sí permite tratar las lesiones que son de muy difícil acceso para la cirugía estándar, además de que es capaz de destruir varios focos a la vez.

 

Fuentes.

  1. Rodrigo Rocamora, Gerardo Conesa, Julio Pascual y Jaume Capellades: “Presentación ablación láser guiada por resonancia magnética (RM)”. Unidad de Epilepsia, Servicio Mancomunado de Neurocirugía y Unidad de Neurorradiología del Hospital del Mar. 2019.