Piense cómo se sentiría si mañana se levantara de la cama y al mirarse al espejo se viera un poco más joven. Si al tocarla, su piel estuviera más tersa, más hidratada, más luminosa y sus líneas de expresión menos marcadas.

¿Y si al día siguiente pasara lo mismo? ¿Y si cada mañana notara que su piel está mejor que el día anterior?

Probablemente empezaría el día con más alegría, con más fuerza y decisión. Porque verse bien hace que suba la autoestima, que mejore el estado de ánimo y que uno se sienta más enérgico, más capaz de todo.

Pues bien, hoy quiero contarle que esto es posible.

He descubierto un complemento nutricional fantástico que me gustaría compartir con usted, uno que consigue mejorar la salud y la apariencia de la piel con resultados asombrosos en tan solo 28 días… ¡logrando un efecto rejuvenecedor en menos de un mes!

¿Sabe por qué se deteriora la piel con el paso del tiempo?

Es importante para entender cómo funciona este complemento del que voy a hablarle.

La piel se deteriora como consecuencia de varios factores: la contaminación, el tipo de alimentación, el estilo de vida, el estrés, las rutinas de sueño, los rayos ultravioleta a los que ha estado expuesta, y por supuesto, los cambios físicos que se producen en el organismo al ir pasando los años.

Uno de estos cambios afecta a la regeneración de las células, que a medida que envejecen se “olvidan” de cuál es su función y dejan de producir queratina, colágeno y elastina, tres proteínas que, entre otras cosas, se encargan de conservar el buen estado de la piel, de mantenerla firme, tersa y luminosa.

¿Recuerda cómo era su piel cuando era joven? Mire sus fotos de boda o las de aquel verano en la playa.

Seguramente era más suave, y aunque quizá tenía ya marcada alguna línea de expresión, estaba “llena”, era esponjosa al tacto y muy elástica. Esto es porque durante los 20, los 30 e incluso los 40 años, el organismo produce la queratina suficiente para proteger y reparar la piel dañada, el colágeno necesario para dar soporte y construir «bloques» de tejidos que rellenen la piel, y la elastina precisa para dotarla de la elasticidad y la fluidez que necesita para estirarse y volver a su lugar.

Como ve, el trabajo en equipo de estas tres proteínas mantiene la piel joven, pero cuando alguna de ellas comienza a faltar, la piel empieza a acusar los signos de la edad. Y es entonces cuando más se recurre a las cremas, a los sérums y aceites, para intentar frenar su envejecimiento, sin ver que el verdadero secreto de su juventud está en nuestros “mecanismos de producción” internos, a los que las cremas, por supuesto, no pueden llegar.

Pero a partir de hoy usted puede cambiar la forma de cuidar su piel, empezando a “reconstruirla” desde dentro además de protegerla desde fuera.

El complemento nutricional que quiero presentarle hoy actúa desde dentro, aportando queratina, colágeno y elastina al organismo, ayudándole a recuperar una piel más joven cada día. ¡Notará la diferencia al mirarse al espejo!

¿Se imagina ver cómo cada día su piel recupera la luminosidad y firmeza perdidas?

¿Cómo se restaura su “estructura” y las arrugas se vuelven más finas y superficiales?

¿Cómo, al encontrarse más joven de nuevo, se sentirá capaz de afrontar el día de una forma más activa y positiva?

¡Recupere una piel radiante y véase y que le vean mejor que nunca!

Cuando la piel tiene “hambre”

Comer y alimentar a su organismo son dos cosas diferentes. Por ello le recomiendo dedicar especial cuidado a llevar una “alimentación eficiente”, y reforzarla a través de los complementos nutricionales.

Llevar una “alimentación eficiente” significa dar a su organismo los nutrientes que necesita para regenerarse, eligiendo bien lo que come cada día y decantándose por una dieta natural, casera y equilibrada, alejada de los alimentos procesados.

Por ejemplo, para este caso en el que se busca favorecer una recuperación del buen estado de la piel, yo le recomiendo que, además de incluir en su dieta alimentos ricos en colágeno (como la carne magra de pollo o pavo y el pescado azul) también sume a la lista alimentos cuyos nutrientes intervienen en la producción natural de colágeno y queratina:

  • Alimentos con vitamina A: calabaza, batata, zanahorias, espinacas y pimientos verdes, mango, melón cantalupo y albaricoques.
  • Alimentos con vitamina C: kiwi, piña, guayaba, papaya, naranja (y otros cítricos), fresas, melocotón, pomelo, brócoli, coles de Bruselas, col rizada y pimientos.
  • Alimentos con vitaminas del grupo B: garbanzos, patatas, cereales integrales en general y harina de avena.
    • Con biotina (B7): fresas, plátanos, nueces y frutos secos, judías y cereales integrales, yemas de huevo bio, cocidas, coliflor, setas.
    • Con ácido fólico (B9): espinacas, espárragos, remolacha, aguacate, lechuga, semillas de girasol, papaya y kiwi.
  • Alimentos ricos en azufre: cebolla, ajo y apio, berza o col rizada, puerro, brócoli y coles de Bruselas.
  • Alimentos ricos en aminoácidos: legumbres, pescado, lácteos o carne magra.
  • Fitonutrientes antioxidantes: tomate, frambuesas, remolacha, moras, uvas, pimienta cayena, té verde y té rojo.

Si tiene en cuenta esta lista, estará ayudando a producir de forma natural las sustancias que su piel necesita para hacer frente al paso del tiempo.

Sin embargo, gracias a la fórmula que voy a presentarle hoy, podrá hacer mucho más que eso… ¡estoy hablando de rejuvenecer! De redefinir el óvalo facial, volver a tensar la piel, nutrir en profundidad y suavizar las arrugas, ¡y en menos tiempo del que se imagina!

Piel con menos arrugas, en solo 28 días

El complemento que voy a recomendarle es un complejo biocompatible natural, que gracias a su fórmula de colágeno marino y péptidos de elastina, tiene el “poder” de restaurar su piel desde dentro y disminuir las arrugas en solo 28 días. ¡Ya lo ha demostrado en las observaciones clínicas! (1)

Se trata de Bienestar Piel Radiante, de los Laboratorios Activa.

¡Le aseguro que estoy completamente asombrado por sus resultados!, ya que nutre, dinamiza y redefine notablemente los contornos de la piel. Puede creerme cuando le digo que con tomar una cápsula al día conseguirá:

  • Alimentar la vitalidad de la piel, nutriéndola profundamente.
  • Redefinir los contornos y reafirmar el cutis.
  • Reducir las arrugas profundas.
  • Favorecer la firmeza y la elasticidad.
  • Recuperar el resplandor de su juventud.

Ya le he hablado antes de los laboratorios Activa, ¿verdad? Me gustan especialmente porque utilizan ingredientes 100% naturales y altamente biodisponibles. Con esto quiero decir que el organismo puede absorber y aprovechar en su totalidad todo el colágeno, la queratina y la elastina que contiene el complemento nutricional Activa Bienestar Piel Radiante, reforzando así los tres pilares básicos que más preocupan cuando hablamos de piel: hidratación, nutrición y protección.

Alto aporte de colágeno y elastina

El colágeno marino y la elastina que contiene este complemento nutricional atenúa las arrugas, aumenta la hidratación y mejora la elasticidad y la suavidad de la piel.

Un estudio clínico en 44 mujeres de 40 años demostró su efecto hidratante y antiarrugas a través de un Skin Image Analyser (SIA), una máquina especial capaz de medir el número y la profundidad de las arrugas:

  • A los 28 días, el colágeno logró un aspecto de la piel más terso, así como una disminución del 19% del número de arrugas profundas, en el 71% de las mujeres.
  • A los tres meses, la hidratación total de la epidermis (la capa superficial de la piel) aumentó un 8%.
  • Por el contrario, en el grupo placebo que no tomó el complemento, aumentaron las arrugas profundas.

Combinado con queratina hidrosoluble

La queratina hidrosoluble penetra directamente en las células y nutre las más necesitadas, devolviendo el resplandor natural a la piel. También contribuye a reducir las arrugas, atenuar las irritaciones y mejorar la firmeza.

3 estudios clínicos doble ciego llevados a cabo con 50 mujeres americanas demostraron científicamente la efectividad de esta proteína para ayudar a reparar la piel dañada. Los estudios doble ciego, como sabe, son aquellos en los que ni el observador ni el sujeto de la experiencia conoce el origen del tratamiento, con el objeto de no influir en los resultados. Así que el resultado es objetivo.

Además, la fórmula de este complemento nutricional contiene también dos aminoácidos, L-Cistina y L-Treonina, que funcionan sinérgicamente para mejorar la asimilación y la eficacia del complemento a nivel global.

Por todo lo que ya le he explicado, este es el complemento nutricional que yo le recomendaría a mi tía, a mi hermano y a cualquier persona que ya superados los 40 años, quiera cuidar su piel desde dentro para frenar el envejecimiento e incluso rejuvenecer. Y es que no hay una edad particular para empezar a tomarlo, sino sencillamente aquella en la que usted sienta que lo necesita.

Recuerde que solo hay que tomar 1 cápsula al día, fuera de las comidas y acompañada de un vaso de agua. Si le costara tragar la cápsula entera, no se preocupe, puede abrirla y tomar directamente su contenido. Al hacerlo verá que está compuesta por pequeños microgránulos. Una de estas cápsulas de microgránulos equivale a 5 cápsulas en polvo convencionales, pues protegen el 96% de los principios activos y facilitan la asimilación de todos los componentes.

Se lo aseguro, frente al envejecimiento de la piel, esto funciona.

Compruébelo usted mismo. El complemento es efectivo desde el primer día. Poco a poco notará una nueva luminosidad en su piel, verá cómo se regenera hasta el punto en el que las arrugas empiecen a borrarse.

Si quiere empezar hoy mismo a renovar su piel desde dentro, puede pedir aquí Bienestar Piel Radiante o pinchando en el siguiente botón.

¡Quiero rejuvenecer mi piel!

Le aseguro que lo notará… ¡y lo notarán! Ya me lo contará.

¡A su salud!

Felipe M. Miller

P.D.: Si lo considera tan interesante como yo, comparta este fantástico hallazgo: háblele de Bienestar Piel Radiante a esas personas que crea que pueden necesitarlo. No importa si tienen 40, 50 o 70 años, este complemento nutricional les ayudará a verse mejor cada día.

Fuentes:

 

  • Colágeno colactivo versus placebo Estudio DRMAR 97a, disminución de la profundidad de las arrugas en +28%.