Sedentarismo y problemas de salud siempre van asociados. Pero en el caso de las mujeres de más de 60 años esta relación es aún más acuciante, sobre todo en lo que respecta a los problemas cardiovasculares. De hecho, con sustituir una hora de sedentarismo al día por un poco de actividad física, la salud cardiovascular mejorará considerablemente.

El estudio(1) que llegó a esta conclusión contó con más de 5.000 mujeres, la mitad de unos 80 años y que no habían sufrido un ictus, a las que se realizó un seguimiento durante 5 años. En ese tiempo se registró su actividad física a lo largo de la semana, las 24 horas del día, así como el tiempo que permanecían sentadas a diario.

Pudieron comprobar así que, con reducir una hora el tiempo que permanezcan sentadas o acostadas al día y dedicar ese tiempo a realizar algún tipo de ejercicio, el riesgo de enfermedad cardiovascular disminuye un 12%.

 

Fuentes:

  1. Andrea Z LaCroix, John Bellettiere, Eileen Rillamas-Sun et al.: “Accelerometer-measured Light Physical Activity is Heart Healthy in Older Women: The OPACH Study”. Circulation. 2018