¿Siente menos interés por el sexo? ¿Su vida sexual ya no es lo que era?

Aunque a menudo se pase por alto, son muchos los fármacos que ejercen un efecto nefasto en la libido. Si está tomando medicamentos, no está de más que lea bien los prospectos, pues ahí, en la letra pequeña, dentro de la lista de “posibles efectos adversos”, puede que encuentre la causa de sus preocupaciones: “descenso del deseo sexual”.

Los medicamentos que más afectan a la libido, y de los que debe desconfiar, son los siguientes:

  • Los antidepresivos, como por ejemplo los ansiolíticos y los hipnóticos.
  • Los tratamientos cardiovasculares, en especial los hipotensores (sobre todo los betabloqueantes).
  • Los medicamentos para la próstata, por ejemplo, los alfabloqueantes.
  • Los tratamientos antihormonales y los destinados al crecimiento capilar.
  • La píldora anticonceptiva, que tiende a disminuir la libido de las mujeres entre un 20 y un 40%, al reducir la cantidad de testosterona que hay en la sangre.

¿Y qué hacer? Obviamente no puede dejar de tomar sin más estos medicamentos, sino que deberá hablarlo con su médico. Además a veces en la falta de deseo sexual pueden subyacer otras causas fisiológicas, o incluso enfermedades, que deberá descartar un médico.

Pero, en ocasiones, la falta de deseo no obedece a ninguna causa orgánica y suele ser algo pasajero. Hombres y mujeres pueden experimentar en algún momento de su vida un menor interés por el sexo, así como sufrir un descenso de la libido o incluso la desaparición total del deseo.

Hoy le voy a hablar de algunas plantas que serán sus cómplices en la intimidad. Según la planta de la que se trate, se toma en forma de cápsulas, en extracto líquido, en infusión o incluso en sopas o ensaladas. Prepárese a revolucionar de forma totalmente natural su vida sexual.

→ Infusión secreta para aumentar la libido masculina y femenina

Tome 3 tazas al día durante 15 días, en infusión, a razón de una cucharada sopera de la siguiente mezcla por cada taza de agua:

  • 30 g de menta piperita (Mentha piperita).
  • 30 g de hipérico (Hypericum perforatum).
  • 30 g de ajedrea (Satureia montana).

Pronto verá los resultados.

→ Damiana: afrodisiaco suave en cápsulas

La damiana es un estimulante sexual originario de las selvas del Amazonas, ya conocido por los mayas. Contiene un aceite esencial volátil muy rico en damianina, que aumenta la biodisponibilidad de la testosterona. Los efectos de este afrodisiaco suave, eficaz tanto en hombres como en mujeres, duran de una hora a hora y media, pero aumentan con un consumo más regular. Debe tomarse una cápsula al día.

→ Tríbulus: especial para hombres

Originario de la India, sus principios activos se concentran principalmente en las semillas y raíces y ejercen un efecto estimulante sobre todo el organismo. Favorece el desarrollo muscular, aumenta la fuerza y la resistencia física, combate la fatiga en general y, sobre todo, estimula la función sexual. Por lo tanto, es una planta a la que se suele recurrir para tratar la falta de libido -principalmente en los hombres, aunque también en las mujeres- gracias a su efecto activador de la testosterona. También aumenta el flujo sanguíneo de los cuerpos cavernosos, lo que favorece la erección. Puede tomarse en cápsulas, a razón de 2 a 3 al día, o en extracto líquido, tomando una cucharadita por la mañana y otra por la noche.

→ Verbena: por algo la llaman la “planta del amor”

Debe sus virtudes a la verbenalina, un alcaloide que dilata las arterias y favorece la turgencia en el sexo masculino, lo que facilita la erección a la vez que estimula la libido. También disminuye el estrés y la ansiedad, aumentando así el deseo, por lo que tiene un doble efecto estimulante de la libido. Puede tomar 2 tazas de infusión al día durante 2 semanas. Para prepararla realice una decocción ligera, remoje en frío durante 15 minutos, y luego llévela a ebullición e infusione durante 10 minutos.

→ Mucuna: una planta que aumenta el placer sexual

Se trata de una planta trepadora utilizada desde hace mucho tiempo en la medicina ayurvédica (medicina tradicional de la India) para combatir la anemia, la disentería y los parásitos intestinales. Contiene, sobre todo en sus semillas, levodopa (L-Dopa), un aminoácido precursor de la dopamina, que es el neurotransmisor del placer. Por eso tiene un efecto afrodisiaco y mejora la libido, tanto en hombres como en mujeres. Y también resulta útil para el tratamiento de la disfunción eréctil. Debe tomar de 1 a 2 cápsulas al día en una cura de 2 semanas.

¿Sorprendido del efecto que las plantas pueden tener en su dormitorio?

Le animo a probar alguna de ellas. Aunque quizá también le interese el guaraná, el hongo shitake, la maca, la pasiflora o la capuchina, otras plantas de efectos demostrados y sorprendentes sobre distintos aspectos de la sexualidad.

Quienes quieren mejorar su vida sexual tienen en el universo de las plantas un increíble aliado. Por eso a este tema hemos dedicado un artículo especial del último número de Plantas & Bienestar, porque nos parecía importante agrupar, sistematizar y convertir en pautas claras y sencillas toda la riqueza del mundo vegetal aplicada a este objetivo.

En este número encontrará una a una todas las plantas que le serán útiles, con sus indicaciones, su posología y sus contraindicaciones (¡son tan eficaces que con algunas tendrá que tomar ciertas precauciones!).

También encontrará una lista exhaustiva de alimentos que conviene introducir en la dieta cuando se experimenta falta de deseo. Entre ellos están el apio, la alcachofa y el hinojo; en este número encontrará todos los alimentos útiles para este fin, con sus propiedades e indicaciones concretas.

Y no nos olvidamos de los complementos nutricionales, pues a veces los problemas de falta de turgencia en el hombre o de sequedad vaginal en la mujer pueden solucionarse de forma tan simple como con un complemento alimenticio a base de octacosanol, betacaroteno o zinc, entre otros.

Y ya que nos hemos metido a fondo en el tema del deseo, también vamos a contarle otros secretillos:

  • Los ingredientes que debe añadir al agua de la bañera para preparar un baño afrodisiaco con efectos más que sorprendentes (sobre todo en los hombres).
  • ¿Una copa antes del encuentro sexual? Nada mejor que un vino afrodisiaco que despertará la sexualidad de la pareja. Le damos la receta exacta.
  • Y, para terminar, un masaje. Para que sea realmente eficaz (¡y el nuestro vaya si lo es!) es necesario preparar un aceite de masaje con unos ingredientes a base de plantas concretas (uno específico para él, y otro para ella) y aplicarlo en determinadas zonas (que también varían para hombre y mujer).

Este artículo, como le he dicho, está en el último número de Plantas & Bienestar, nuestra nueva publicación mensual que pone a su alcance todo el increíble (y a menudo desconocido) poder de las plantas. Aproveche ahora para suscribirse y recibirá complemente gratis, de regalo, el número que contiene este especial sobre el deseo sexual. Pídalo ahora en este enlace.