Se ha descubierto que la resonancia magnética es un nuevo método de diagnóstico no invasivo que permitiría detectar más rápidamente la enfermedad de Alzheimer. (1)

Este método parte de la presencia de depósitos de ferritina (la proteína que almacena el hierro) en el cerebro, ya que según parece ésta es más común entre los pacientes con alzhéimer.

Hasta ahora sólo era posible detectarla cuando existía una alta concentración de hierro, por lo que no se podía diagnosticar la enfermedad en una etapa más temprana. Sin embargo, ahora un equipo de investigadores ha descubierto que a través de la resonancia magnética es posible detectar esta proteína en el cerebro de los pacientes sin necesidad de que la cantidad sea muy alta. De este modo sí es posible diagnosticar la enfermedad en una fase más temprana.

Fuentes:

  1. Tamara Fernández, Alberto Martínez-Serrano, Lorena Cussó, Manuel Desco and Milagros Ramos-Gómez: “Functionalization and Characterization of Magnetic Nanoparticles for the Detection of Ferritin Accumulation in Alzheimer’s Disease”. ACS Chemical Neuroscience. 2018.