En plena pandemia por coronavirus las autoridades sanitarias españolas han decidido adelantar la campaña de vacunación contra la gripe. Esto podría parecer completamente lógico, dado que lo que se busca es evitar cuadros compatibles con coronavirus que disparen las alarmas innecesariamente. No obstante, por desgracia en muchos casos no valdrá para absolutamente nada.

No lo decimos solo nosotros. Un nuevo estudio acaba de confirmar lo que desde Salud, Nutrición y Bienestar (SNB) llevamos años advirtiendo: la eficacia de la vacuna de la gripe es dramáticamente baja (entre un 40% y un 60% en un año normal).

Esta investigación, cuyos resultados han visto la luz recientemente en la revista Nature (1), concluyó que la vacuna de la gripe ofrece una baja protección a las personas que ya han pasado la enfermedad (tratándose de la gripe, prácticamente todo el mundo). Esto se debe a que su sistema inmunitario solo responde ante las cepas del virus con las que ya ha tenido contacto en el pasado, en lugar de ante las que son inyectadas con la vacuna. Es decir, que la inmunidad parcial ya desarrollada hace que el cuerpo ignore directamente los nuevos agresores (inoculados, precisamente, con la vacuna) y no proteja frente a ellos.

En definitiva, este estudio pone de manifiesto una nueva razón por la que es tan baja la eficacia de la vacuna de la gripe, que viene a sumarse a otras como la elección de las cepas del virus que integran la vacuna, que pueden no ser las que finalmente acaben circulando ese año.

Nota de Salud en 1 minuto: si esto sucede con la vacuna de la gripe, que lleva usándose desde hace décadas, es imposible saber qué ocurrirá con la del coronavirus, la cual se desarrolla a contrarreloj en diversos laboratorios del mundo. Por eso, en lugar de esperarla de brazos cruzados nosotros le proponemos que tome las riendas de su salud y empiece a protegerse eficazmente ya mismo. Haga clic aquí para saber más.

Fuentes:
1. Turner, J.S., Zhou, J.Q., Han, J. et al. “Human germinal centres engage memory and naive B cells after influenza vaccination”. Nature (2020).