Los acúfenos se revelan como una nueva consecuencia de la Covid-19. Así lo confirma un reciente estudio internacional que ha contado con más de 3.000 afectados por este problema auditivo(1). La investigación se centró sobre todo en personas que ya tenían acúfenos (esos pitidos y zumbidos debidos a un fallo del sistema sonoro), si bien algunos participantes indicaron que estos se habían originado a raíz de sufrir la Covid-19.

Esto podría sugerir que los acúfenos (también llamados tinnitus) son, en algunos casos, un síntoma a largo plazo de la patología originada por el virus SARS-CoV-2. Pero, además, la Covid-19 parece agravar el problema entre las personas que ya los tienen, como le ocurrió al 40% de las que formaron parte del estudio.

Asimismo, los investigadores han señalado que el 32% de los afectados que ya tenían acúfenos, aunque no sufrió Covid-19, vio como estos se agravaban debido a otros factores relacionados con la pandemia: se hace menos ejercicio, cuesta más dormir y en general aumenta el estrés y la ansiedad (lo que afecta especialmente a las personas que viven solas). Ya se había confirmado que estos factores pueden empeorar los acúfenos y, en el caso concreto del estrés, incluso desencadenarlos.

Consejo de Salud en 1 minuto: Los acúfenos y otros problemas auditivos es, precisamente, uno de los temas tratados en el último número de Salud AlterNatura. Haga clic aquí para empezar a recibir Salud AlterNatura y nos aseguraremos de que junto al primer número de su suscripción reciba también un enlace en el que podrá descargarse gratis ese ejemplar.

Fuentes:

  1. Eldré W. Beukes, David M. Baguley, Laure Jacquemin et al: «Changes in Tinnitus Experiences During the COVID-19 Pandemic». Public Health. 2020.