Un nivel adecuado de vitamina D ayuda a mejorar el metabolismo de la glucosa en aquellas mujeres con osteoporosis postmenopáusica. Esta es la conclusión obtenida de un estudio realizado con 40 mujeres con osteoporosis postmenopáusica a las que midieron sus niveles circulantes de vitamina D, así como de glucosa e insulina(1).

El objetivo del estudio era establecer la concentración óptima de vitamina D que permitiría mejorar los niveles de glucosa en sangre. Y la investigación ha señalado que a partir de los 45 ng/ml en sangre ya se empiezan a ver los beneficios.

A raíz de estos resultados se confirma que optimizar los niveles de vitamina D permite prevenir el riesgo de otras enfermedades asociadas a la osteoporosis postmenopáusica (síndrome metabólico, diabetes tipo 2 ó complicaciones cardiovasculares).

 

Fuentes:

  1. Verónica Ávila-Rubio, Beatriz García-Fontana, Cristina Novo-Rodríguez, Jesús Cantero-Hinojosa, Rebeca Reyes-García and Manuel Muñoz-Torres: “Higher Levels of Serum 25-Hydroxyvitamin D Are Related to Improved Glucose Homeostasis in Women with Postmenopausal Osteoporosis”. Journal of Women´s Health. 2018.