Un tratamiento complementario para acabar con las infecciones recurrentes de Clostridium difficile

Compartir

La Clostridioides difficile es una bacteria que ataca al intestino grueso y conlleva desde diarrea hasta daños serios en el colon, pudiendo incluso resultar mortal para las personas de más edad, a las que encima afecta más. Asimismo, el tratamiento estándar a base de antibióticos no siempre es eficaz, razón por la que las recidivas son muy habituales. 

Ante este panorama un reciente estudio(1) ha querido comprobar si es posible evitar esas recaídas si se completa el tratamiento farmacológico con un trasplante de microbiota fecal: terapia en la que se implantan heces previamente tratadas de personas sanas en el intestino de otras infectadas por la bacteria.

Para ello se ha contado con 86 personas afectadas por la C. difficile, incluidas algunas que ya habían sufrido una primera infección y los antibióticos no habían acabado con la bacteria. Y los resultados han sido de los más esperanzadores. De hecho, el principal investigador del ensayo ha señalado que “la probabilidad de curar la infección es 3 veces mayor tras recibir el tratamiento con trasplante de microbiota fecal que si solo se aplicara el estándar”. 

Nota de Salud en 1 Minuto: Aunque parezca una terapia del todo inaccesible, 1 de cada 4 pacientes ya se beneficia del trasplante de microbiota fecal, el cual también se ha demostrado efectivo en caso de cáncer (aquí puede conocer los datos) y de obesidad (como puede leer en este enlace).  

Fuentes

1. Simon Mark Dahl Baunwall, Sara Ellegaard Andreasen, Mette Mejlby Hansen et al.: “Faecal microbiota transplantation for first or second Clostridioides difficile infection (EarlyFMT): a randomised, double-blind, placebo-controlled trial”. Lancet Gastroenterol Hepatol. 2022.


Comentarios 0 comentarios