El índice de masa corporal (IMC) es un sencillo baremo utilizado por médicos y nutricionistas para saber si una persona se encuentra por encima de su peso ideal y está poniendo en riesgo su salud.

Si quiere calcular el suyo, solo necesita confrontar su peso y su estatura en la siguiente tabla. 

Simplemente localice su peso en la columna de la izquierda y hágalo coincidir con su estatura, indicada en la fila de arriba (puede ayudarse de un folio o de una regla si así le resulta más fácil).

La cifra resultante le mostrará su IMC:

De esta forma, si su IMC se encuentra en un ratio entre 18.5 y 24.9… ¡enhorabuena! Usted se encuentra en su peso ideal y puede dejar de leer si lo desea (aunque si alguna persona de su entorno sufre sobrepeso le recomiendo que no se vaya).

Para todo lo que sea un IMC superior a 25, me atrevería a decir que leer este e-mail es obligatorio.

Porque hoy le voy a hablar por primera vez de la planta que se va a convertir en su mejor aliada contra la grasa corporal. Los estudios científicos ponen de manifiesto su gran efectividad:

  • ¡Ayuda a controlar el apetito!
  • ¡Disminuye las reservas de grasas!
  • ¡E incluso impide la síntesis de los lípidos! Usted podrá comer pan, pasta, dulces… ¡sin que su organismo los transforme en grasa!

Su nombre es garcinia (Garcinia cambogia), una exótica planta medicinal cuyo fruto ayuda a impedir que las grasas sigan acumulándose sin control en su organismo.

Si usted…

… lleva años intentando poner freno a la báscula sin conseguirlo.

… cuando por fin logra perder algo de peso lo recupera con facilidad al terminar la dieta.

… no puede pasar sin un generoso trozo de chocolate después de comer…

¡Esta es la solución para perder peso sin esfuerzo ni privaciones que estaba esperando!

Seguro que habrá oído esto muchas veces.

Pero hoy no solo se lo digo: se lo voy a demostrar a continuación con rigurosos estudios científicos que no dejan lugar a la duda.

Fitoterapia para controlar el peso corporal (fondo naranja claro)

Los kilos de más no solo son una cuestión estética. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha definido a la obesidad como la epidemia del siglo XXI, por las graves patologías asociadas que conlleva: aumento de la glucosa en la sangre (diabetes), problemas óseos y articulares, hipertensión, niveles altos de colesterol y triglicéridos, mayor riesgo de sufrir cardiopatía coronaria, insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular, algunos tipos de cáncer…

En fin, una tragedia para la salud. Y en nuestro país los datos no son nada alentadores, ya que 1 de cada 2 adultos presenta sobrepeso. (1)

Usted ya sabe que el sobrepeso no es nada saludable. Y por eso quizá haya probado alguna dieta para controlar lo que come (tanto en calidad como en cantidad), sin obtener los resultados que esperaba.

Por eso, en la dura batalla contra la báscula todo apoyo es más que bienvenido.

La fitoterapia puede ser una gran aliada en este punto, y son muchas las plantas medicinales que pueden ayudarle a perder peso corporal y a mantenerlo estable de forma saludable. Pero entre todas ellas, hay una de origen asiático que destaca especialmente: la garcinia, popularmente conocida como tamarindo malabar.

Utilizada tradicionalmente como aromatizante alimentario debido a su intenso sabor amargo, la corteza de su fruto es rica en propiedades terapéuticas, como digestivo, para el tratamiento de parasitosis intestinales y reumatismo.

Pero este pequeño fruto, cuya apariencia recuerda a la calabaza, en la actualidad es además considerado como uno de los mejores coadyuvantes para la pérdida de peso. (2)

Cómo funciona la garcinia

Las plantas medicinales cuyo objetivo es ayudar al control del peso presentan, de forma general, dos tipos de acciones: acción directa, es decir, aquellas que ayudan a regular el metabolismo y a controlar el apetito, y acción indirecta, normalmente utilizadas para controlar ciertos factores asociados al exceso de peso o bien favorecer el tránsito o la diuresis.  (3)

La garcinia cambogia se encuadra dentro del primer grupo, siendo una de las plantas de acción directa sobre el peso corporal más efectivas que existen.

El motivo lo encontramos en la ciencia: las actuales investigaciones han permitido conocer cómo su principal principio activo, el ácido hidroxicítrico (AHC), resulta eficaz para disminuir el apetito y reducir el almacenamiento de grasas. (4)

¡Ponga fin al picoteo insano! (fondo naranja claro)

¿Es usted de los que le cuesta prescindir del dulce después de comer, de los que suele repetir de su plato favorito y en ocasiones no puede evitar “asaltar” la nevera entre horas?

Pues está de enhorabuena, porque los estudios con garcinia y su riqueza en AHC sugieren que esta maravilla de la naturaleza actúa ayudando a controlar la sensación de hambre gracias a una doble acción: (5)

  • Por un lado, aumentando la secreción de serotonina, una hormona que provoca sensación de saciedad e inhibe el deseo de atiborrarse de lo que a uno más le gusta. (6)
  • Y por el otro, ayuda a mantener estables los niveles de glucosa en sangre, disminuyendo la necesidad imperiosa de comer dulces y alimentos azucarados que tienen algunas personas. (7)

Piense bien las consecuencias tan alentadoras que esto supone para las personas “comilonas” y golosas. Y no acaban ahí los beneficios demostrados del ácido hidroxicítrico.

¿Pan? ¿Pasta? ¿Dulces? Acabe con el sentimiento de culpabilidad

No solo se trata de disminuir la necesidad de tomar dulces u otros alimentos ricos en azúcares (como los carbohidratos): la otra gran aportación del AHC para el control del peso que evidencian los estudios es su capacidad para impedir que, si estos son ingeridos en exceso, se transformen en grasa y se acumulen sin control en el tejido adiposo. (8) (9)

Para ello, este compuesto actúa disminuyendo la lipogénesis (síntesis de ácidos grasos y consecuente almacenamiento de grasas), ya que al inhibir la acción de la enzima ATP-citrato liasa, impide la formación de ácidos grasos a partir de glucosa, fenómeno que se produce en las dietas ricas en hidratos de carbono. (10)

Así, si usted antes comía grandes cantidades de azúcar, pasta, pan o alimentos dulces (esos a los que le cuesta resistirse) y no los quemaba (porque apenas realiza ejercicio), su organismo transformaba ese exceso de azúcares en grasas y los almacenaba directamente en los famosos “michelines”.

En definitiva, los estudios efectuados con el AHC de la garcinia indican que es capaz de reducir la síntesis de ácidos grasos y la ingesta de alimentos por control del apetito. Y a estos se suman los estudios que apuntan que, como valor añadido, también ayuda al control del colesterol en sangre.

Todo ello conduce a una saludable y progresiva reducción no sólo del peso corporal sino también de la grasa acumulada, que es lo realmente peligroso para la salud. (11)

Pero, sobre todo, además de verse mejor empezará a sentirse mejor, con su peso y consigo mismo. Enseguida le diré cuál es el complemento nutricional específico para conseguirlo.

Qué complemento elegir para perder peso y ganar salud

Como ocurre con casi todo, no todos los extractos preparados a base de garcinia cambogia son iguales. (12)

La razón es simple. Dentro de los muchos componentes y principios activos de las plantas hay que seleccionar aquellos que realmente aportan el beneficio en la salud buscado y potenciarlo en las formulaciones.

En este caso, el ácido hidroxicítrico (AHC) es la clave para reducir la acumulación de grasas y controlar el apetito. Por lo tanto, a la hora de seleccionar un producto de garcinia es imprescindible que tenga una buena titulación en AHC para garantizar su eficacia. 

Un 60% del “antigrasas” natural más potente que existe

Por este motivo, el complemento a base de garcinia del laboratorio Anastore que he elegido hoy para usted contiene una titulación mínima en un 60% en AHC.

Eso significa que dos cápsulas al día le aportan 800 mg de extracto seco de garcinia cambogia y 480 mg de este increíble principio activo “corta-hambre” y controlador de la lipogénesis.

Así, tomando una cápsula durante las comidas principales podrá ayudar a su organismo a:

  • Reducir el peso corporal de forma saludable al favorecer la disminución del almacenamiento de grasas.
  • Disminuir la sensación de apetito.
  • Ayudar a reducir el tamaño de las raciones que ingiere habitualmente, especialmente a las personas “comilonas” con tendencia a repetir y que les cuesta sentirse saciados.
  • Evitar la tentación del picoteo insano, especialmente los dulces.
  • Controlar el colesterol y mantener estables los niveles de glucosa en sangre.

“Y todo esto, ¿lo consigo solamente con una planta?”

Claro que sí.

Cuando empiece a tomar este complemento notará cómo la sensación de tener hambre a todas horas comienza a disminuir paulatinamente, cambiará su relación con la comida y ya no necesitará repetir ese segundo plato para sentirse saciado.

Como ha visto, los estudios con garcinia y AHC son muy alentadores y su modo de acción está más que demostrado. Pero si quiere apoyar aún más sus efectos sobre la pérdida de peso, le recomiendo acompañar este complemento de una dieta sana y equilibrada, evitando productos ultraprocesados, cocinar con técnicas culinarias suaves (horno, vapor, plancha…), beber suficiente agua y practicar habitualmente algún tipo de actividad física.

Recuerde que estos consejos básicos no son solo importantes para mantener alejada a la epidemia del siglo XXI, la obesidad, sino también para su salud en general.

No lo dude. Si la garcinia se ha convertido en una de las plantas más importantes como apoyo en los programas de dietas y de control de peso, por algo será.

Si ha llegado hasta aquí, significa que cuando calculó su IMC al comienzo de este e-mail el resultado fue superior a 25. Reducirlo a los niveles óptimos y luego mantenerlo estable es mucho más fácil de lo que usted cree si se deja ayudar por la naturaleza. Estoy convencido de que por fin lo logrará.

P.D.: El uso de este complemento está desaconsejado en niños, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y en caso de existir alguna condición médica específica o estar tomando medicación, en cuyo caso deberá consulte con su médico. Fuera de estos supuestos, puede empezar a perder peso corporal de forma totalmente segura y natural en este enlace.

 

Fuentes

  1. JavierAranceta-Bartrina CarmenPérez-Rodrigo GoiuriAlberdi-Aresti NataliaRamos-Carrera SoniaLázaro-Masedo  Prevalencia de obesidad general y obesidad abdominal en la población adulta española (25–64 años) 2014–2015: estudio ENPE. Revista Española de Cardiología. Volume 69, Issue 6, June 2016, Pages 579-58
  2. Ester Risco. Revisión de conocimientos sobre la garcinia. Hemeroteca de la Revista de Fitoterapia (Internet, ISSN: 1988-5806). 2015.
  3. Moro CO, Basile G. Obesity and medicinal plants.Fitoterapia, 71 (2000), pp. S73-S82
  4. Preuss HG, Rao CV, Garis R, Bramble JD, Ohia SE, Bagchi M, Bagchi D. An overview of the safety and efficacy of a novel, natural(-)-hydroxycitric acid extract (HCA-SX) for weight management. J Med. 2004;35(1-6):33-48.
  5. Ohia SE, Opere CA, LeDay AM, Bagchi M, Bagchi D, Stohs SJ. Safety and mechanism of appetite suppression by a novel hydroxycitric acid extract (HCA-SX). Mol Cell Biochem. 2002 Sep;238(1-2):89-103.
  6. Effect of hydroxycitric acid on serotonin release from isolated rat brain cortex. Res Commun Mol Pathol Pharmacol. 2001;109(3-4):210-6.
  7. Hydroxycitric acid delays intestinal glucose absorption in rats. Am J Physiol Gastrointest Liver Physiol. 2004;10.1152/ajpgi.00428.
  8. Hayamizu K, Ishii Y, Kaneko I. Effects of long-term administration of Garcinia cambogia extract on visceral fat accumulation in humans: A placebo-controlled double blind trial. J Oleo Sci. 2001;50:805–812ç
  9. Heymsfield S.B, Allison D.B, Vasselli J.R. Garcinia cambogia (hydroxycitric acid) as a potential antiobesity agent: A randomized controlled trial. JAMA. 1998;280:1596–1600.
  10. Hayamizu K, Ishii Y, Kaneko I, et al. Effects of Garcinia cambogia (Hydroxycitric Acid) on visceral fat accumulation: a double-blind, randomized, placebo-controlled trial. Current Therapeutic Research. 2003;64(8):551–567.
  11. Jena BS, Jayaprakasha GK, Singh RP, Sakariah KK. Chemistry and Biochemistry of (­)-Hydroxycitric Acid from Garcinia. J Agric Foof Chem, 50 (2002), pp. 10-22
  12. G. K. Jayaprakasha &K. K. Sakariah. DETERMINATION OF (−) HYDROXYCITRIC ACID IN COMMERCIAL SAMPLES OF GARCINIA CAMBOGIA EXTRACT BY LIQUID CHROMATOGRAPHY WITH ULTRAVIOLET DETECTION.Journal of Liquid Chromatography & Related Technologies. Volume 23, 2000 – Issue 6