La aracnofobia (miedo a las arañas) es una de las fobias más comunes y una de las terapias más empleadas para acabar con este miedo es la “desensibilización sistemática”. Consiste en exponer gradualmente al afectado a esta clase de artrópodos, primero mediante imágenes y después a través del contacto real.

Ahora un equipo de investigadores(1) ha descubierto que si se aplica esta terapia sincronizando los latidos del paciente con las imágenes de las arañas los resultados son más positivos. Y es que han observado que existe una relación entre las reacciones del cuerpo ante un estímulo externo y el latido, de tal modo que si esas reacciones se experimentan al mismo tiempo que el latido el impacto emocional es mayor.

Para comprobar esta teoría llevaron a cabo un ensayo en el que se combinó una terapia de desensibilización con las mediciones de los latidos del corazón. Dividieron a los participantes (todos con aracnofobia) en dos grupos: en el primero las imágenes de las arañas se mostraban sincronizadas con los latidos de su corazón y en el segundo lo hacían entre dos latidos. Al finalizar la terapia aquellas personas cuyos latidos estaban sincronizados con la exposición a las arañas vieron reducida su fobia y ansiedad en mayor medida que las del segundo grupo.

 

Fuentes:

  1. David R. Watson, Sarah N. Garfinkel, Cassandra Gould van Praag, Daniel Willmott, Katherine Wong, Frances Meeten, Hugo D. Critchley. Computerized exposure therapy for Spider Phobia. Psychosomatic Medicine, 2018