¿Sufre dolores de cabeza con frecuencia?

Desde que comenzó la pandemia son un problema de salud muy recurrente.  

Y asimismo quienes ya acostumbraban a sufrir migrañas han visto cómo la frecuencia y la intensidad de sus crisis han aumentado.

Por supuesto, no es fruto de la casualidad. Y tampoco es un “mal menor”, aunque muchos puedan pensarlo.

Un día le duele la cabeza y se toma una aspirina, un paracetamol o un ibuprofeno. Pero, si al día siguiente el dolor persiste y la solución es la misma, a la larga el “remedio” puede volverse mucho peor que la “enfermedad”.

Ir al origen del problema

Si ahora estamos sufriendo muchos más dolores de cabeza y crisis de migraña que antes, es por una serie de causas muy concretas:

  • Pasar más tiempo de lo habitual en casa, forzando la vista a corta distancia (lo que provoca una enorme fatiga visual) y respirando un aire demasiado viciado (sobre todo si no se ventila con frecuencia).
     
  • El uso de mascarillas, cuyas bandas elásticas oprimen constantemente la cabeza y, además, nos hacen ver y respirar peor (sobre todo al caminar o realizar alguna actividad intensa).
     
  • La angustia y la tensión a la que nos vemos sometidos por miedo al contagio, que puede desencadenar problemas musculares, insomnio…

Y lo peor es que estos factores dañinos se han cronificado. Llevamos ya un año en esta situación y lamentablemente todavía no se atisba el final.

Así que, para esos dolores de cabeza recurrentes, ¿de verdad que va a seguir tirando de pastilla una y otra vez?

Sí, esta podría parecer una solución muy cómoda. Pero si supiese los efectos secundarios que pueden tener algunos de esos fármacos que he mencionado, estoy seguro de que se lo pensaría dos veces antes de volver a tomar uno:

  • Los antiin­flamatorios no esteroideos (AINE) como el ibuprofeno -los más empleados para las crisis de migraña- corroen la mucosa digestiva y pueden provocar hemorragias.
     
  • El paracetamol, por su parte, es hepatotóxico y puede dañar los riñones, así como causar hipoglucemia, entre otros graves efectos.
     
  • La aspirina, el fármaco contra el dolor de cabeza por excelencia, puede erosionar la mucosa gástrica e incluso provocar hemorragias.
     
  • Y en ocasiones, por paradójico que resulte, la toma de estos tratamientos conlleva las denominadas “cefaleas de rebote”. Es decir, que provocan ¡aún más dolor de cabeza!

Y hay algo aún peor.

Estos fármacos son lo que se denomina “cortoplacistas”. Es decir, alivian el dolor momentáneamente, pero si lo que provoca la cefalea (por ejemplo, una tensión cervical) sigue ahí mañana, esta también regresará inevitablemente.

Y encima si toma estos medicamentos con frecuencia lo más probable es que su cuerpo se acostumbre a ellos. Entonces, cada vez que quiera tomarlos necesitará una dosis más alta (y con peores efectos adversos).

Ya lo ve: es una forma muy simple pero terrible de entrar en un círculo vicioso que acabará dañando enormemente su salud.

¿Cuál es la solución entonces? ¿Aguantarse?

¡Por supuesto que no!

Solo hay que saber buscar en el mejor de los botiquines: la Naturaleza.

Grandes plantas medicinales contra las cefaleas

En la farmacopea tradicional hallamos numerosas plantas capaces no solo de hacer frente al dolor de cabeza una vez se manifiesta, sino también de prevenirlo al atacar sus causas.

En concreto hay una planta que, debido a su efecto calmante, es especialmente eficaz frente a las cefaleas tensionales, es decir, las provocadas por la angustia o el estrés.

Y asimismo hay otras que, además de ser potentes analgésicos, ayudan a combatir las náuseas que a veces acompañan a los dolores de cabeza intensos y a las migrañas.

¡Y además son más comunes y fáciles de tomar de lo que imagina! Por ejemplo, puede bastar con verter unas gotas de su aceite esencial sobre un pañuelo y respirar su aroma durante unos minutos la próxima vez que le duela la cabeza.

Ahora bien: si algunas especies son idóneas como tratamiento, aliviando rápidamente el dolor y el malestar, otras son más eficaces como preventivo. Es decir, que son capaces de solventar todos los problemas que desencadenan el dolor de cabeza, ya sea tensión muscular, ansiedad…

Es por eso que resulta indispensable conocer bien cada planta, saber en qué cantidades conviene tomarlas y cuál es la forma de aplicación más efectiva en cada caso.

Pues bien, toda esa información, detallada punto por punto, es lo que recoge un fantástico artículo que aparecerá en el próximo ejemplar de Plantas & Bienestar, correspondiente al mes de abril.

En él encontrará las formas de aplicación de las mejores plantas tanto para prevenir como para tratar todo tipo de cefaleas y migrañas.

Y no solo eso: también descubrirá qué nutrientes puede que le falten y precisamente están determinando la recurrencia de sus crisis.

Y asimismo conocerá qué alimentos debería limitar o incluso evitar por completo (algunos de ellos es posible que jamás los haya relacionado con los dolores de cabeza).

Créame: si las cefaleas se han convertido en un problema para usted en los últimos meses, definitivamente le interesa conocer esta información.

Y no solo eso. En este ejemplar también descubrirá:

  • Que el inmenso poder de las plantas no es ajeno ni siquiera a una enfermedad tan grave y compleja como es la ESCLEROSIS MÚLTIPLE. ¡Al contrario! Hay potentes aliados vegetales que ayudan a mejorar los principales síntomas asociados: fatiga, trastornos cognitivos, espasticidad o rigidez muscular… ¡Los conocerá todos!
     
  • A punto de entrar en la primavera, le conviene -y mucho- conocer la FUNCIÓN DÉTOX de una planta tan común como el diente de león. Va a descubrir punto por punto cómo debe tomarlo para hacer una cura de entretiempo perfecta que le ayude a mantenerse con buena salud el resto del año.
     
  • Y también aprenderá a preparar un nutritivo cóctel a base de KÉFIR y de otros ingredientes sorpresa con el que dar un chute de energía indispensable a su sistema inmunitario (¡y sin renunciar al sabor!).

Asimismo, en el número de abril de Plantas & Bienestar:

  • Aprenderá a elaborar dos fantásticas soluciones -contra las verrugas y frente a la sobrecarga hepática– gracias al auténtico elixir de salud que contiene una planta silvestre muy común.
     
  • Conocerá los mejores abonos verdes que ya tiene en su huerto sin saberlo (y cuáles puede cultivar aprovechando el tiempo de descanso de sus suelos).
     
  • Y descubrirá los problemas de salud que plantean los neonicotinoides, un tipo de pesticida que está detrás de la muerte de millones de abejas en todo el mundo.​

¿Cómo conseguir este valioso ejemplar?

El nuevo número de Plantas & Bienestar, correspondiente al mes de abril, estará listo para enviarse a la imprenta el próximo lunes día 8 de marzo.

Por eso, si usted también desea recibirlo y sumarse a los miles de lectores que ya protegen su salud y la de los suyos con las mejores soluciones a base de plantas, no debe demorarse en pedirlo.

Puede solicitarlo en este enlace ahora mismo o, en cualquier caso, hacerlo antes de la medianoche del domingo día 7 de marzo.

Ahora bien, el mejor consejo que puedo darle es que lo pida ya mismo. ¡Así no se le olvidará y dentro de pocos días lo recibirá en su correo electrónico! Incluso en su buzón, si así lo desea, impreso en papel.

Además, en caso de duda debe saber que usted no se arriesga a nada suscribiéndose ahora a Plantas & Bienestar. Y es que contará con nuestra GARANTÍA DE TOTAL SATISFACCIÓN.

Esto implica que, una vez haya recibido el primer ejemplar de su suscripción, tiene todo un mes (30 días) para cancelar su suscripción si cambia de opinión. En ese caso recibirá el reembolso de la totalidad del pago y podrá conservar el ejemplar y todo lo que haya recibido hasta entonces.

Me encantaría ver su nombre en la lista de nuevos destinatarios de Plantas & Bienestar. Y es que eso será la prueba de que usted y los suyos están haciendo lo mejor por su salud en esta pandemia, que lamentablemente está afectando a la población mucho más de lo que creemos.

Aquí puede pedir su ejemplar

¡A su salud!