Por primera vez se ha llevado cabo un estudio a nivel mundial(1) para saber si los tratamientos aplicados a los trastornos de ansiedad son adecuados para cada caso en particular. Y los resultados dejan bastante que desear.

El estudio, que contó con 51.500 personas de 21 países diferentes, señala que entre todos los afectados por ansiedad (un 10% de la población) sólo el 27,6% recibe algún tipo de tratamiento. Pero de ellos sólo en el 9,8% de los casos el tratamiento es el apropiado a cada situación en concreto.

Según los investigadores, para que éste sea correcto debe incluir un tratamiento psicoterapéutico que cuente con al menos 8 visitas a un especialista. Sólo así se evitaría que el trastorno de ansiedad acabe convirtiéndose en una patología crónica que puede llegar a desencadenar otras enfermedades, tanto físicas como mentales (depresión).

Los científicos señalan que la razón de este bajo porcentaje se debe a que en muchos casos los trastornos de ansiedad no son percibidos como una enfermedad real, ni por el sistema de salud, ni por el propio paciente: sólo el 41,3% de los afectados cree que necesita tratamiento. Y si no tiene otro problema de salud junto a la ansiedad, este porcentaje baja hasta el 26,3%.

Fuente:

  1. Jordi Alonso, Zhaorui Liu, Sara Evans-Lacko, Ekaterina Sadikova, Nancy Sampson, Somnath Chatterji, Jibril Abdulmalik, Sergio Aguilar-Gaxiola, Ali Al-Hamzawi, Laura H. Andrade, Ronny Bruffaerts, Graça Cardoso, Alfredo Cia, Silvia Florescu, Giovanni de Girolamo, Oye Gureje, Josep M. Haro, Yanling He, Peter de Jonge, Elie G. Karam, Norito Kawakami, Viviane Kovess-Masfety, Sing Lee Daphna Levinson, Maria Elena Medina-Mora, Fernando Navarro-Mateu, Beth-Ellen Pennell, Marina Piazza, José Posada-Villa, Margreet ten Have, Zahari Zarkov and Ronald C. Kessler: “Treatment gap for anxiety disorders is global: Results of the World Mental Health Surveys in 21 countries”. Depression and Anxiety. 2018