Reciba nuestro e-letter gratuito

Comiendo 2 setas al día el riesgo de cáncer se reduciría… ¡a la mitad!

Compartir

Consumir regularmente hongos como el archiconocido champiñón, el portobello, la seta de ostra, el boletus, la morilla o el maitake y el shiitake, protegería frente a casi cualquier tipo de cáncer(1).

Así concluye un amplio metaanálisis realizado por la Universidad de Oxford (Reino Unido) en el que se ha pasado revista a 17 estudios observacionales sobre el tema. En concreto, se ha determinado que el simple hecho de consumir a diario apenas 18 g de hongos, o sea, el equivalente a unas 2 setas, ¡reduciría el riesgo de cáncer en un 45%! Y eso en caso de cualquier tipo de tumor.

Este tremendo poder anticancerígeno les vendría a los hongos por su elevado contenido en vitaminas, minerales y otros micronutrientes. Y entre ellos destaca particularmente la ergotioneina, un aminoácido que sintetizan especialmente (en cantidades más o menos importantes según la especie) y cuyas virtudes antioxidantes, regeneradoras y antiedad son hoy día objeto de numerosas investigaciones.

Consejo de Salud: Para aprovechar al máximo el caudal de salud de las setas debe prepararlas de la manera adecuada. Aquí le damos algunos consejos para cocinarlas sin que pierdan sus fantásticas propiedades.

Fuentes

1. Djibril M Ba, Paddy Ssentongo, Robert B Beelman, Joshua Muscat, Xiang Gao, John P Richie, Jr. “Higher Mushroom Consumption Is Associated with Lower Risk of Cancer: A Systematic Review and Meta-Analysis of Observational Studies”. Advances in Nutrition, Volume 12, Issue 5, September 2021, Pages 1691–1704.


Comentarios 0 comentarios