Tomar selenio ayuda a reparar el daño oxidativo que se produce en el ADN tras un consumo excesivo de alcohol. Esto es lo que ha señalado un equipo de investigadores de la Universidad de Sevilla(1) tras observar que una ingesta de alcohol elevada (no inferior a 0,8 g/l), incluso alternada con días de abstinencia, provoca unos daños muy concretos en el organismo.

Y es que este induce la oxidación de lípidos, proteínas y de la cadena del ADN, pudiendo causar incluso una inestabilidad en esta que puede derivar en problemas en el sistema nervioso central, enfermedades cardiovasculares e incluso cáncer.

Como estudios previos habían observado que las personas alcohólicas presentaban una deficiencia de selenio, un micronutriente esencial presente en alimentos como huevos, sardinas, nueces, champiñones… los investigadores consideraron la toma de selenio (en forma de selenito sódico) como tratamiento para prevenir y reparar ese daño oxidativo.

Para comprobar su eficacia suministraron alcohol y un suplemento de selenito sódico a un grupo de roedores, y comprobaron que gracias a la toma del complemento no se producían daños oxidativos en la cadena de ADN.

 

Fuentes:

  1. Suplemento de selenito sódico. Departamento de Fisiología de la Universidad de Sevilla. 2018.