La revisión de 16 estudios ha revelado que existe un fuerte vínculo entre el consumo de comida rápida y una mayor probabilidad de desarrollar asma, así como de sibilancias y otras enfermedades alérgicas (fiebre del heno o alergia al polen, por ejemplo)(1).

Tras revisar estos estudios los investigadores concluyeron que si una persona come más de tres hamburguesas a la semana tiene un mayor riesgo de padecer asma grave y sibilancias. Ahora bien, según el metaanálisis esta asociación no estaría presente si se consume este tipo de comida rápida tan sólo una o dos veces a la semana.

También se observó el mismo patrón vinculado al consumo de alimentos que tienen una gran presencia de grasas saturadas, azúcares, carbohidratos refinados, sodio y aditivos (conservantes y colorantes).

 

Fuentes:

  1. Cheng S. Wang, Ji Wang, Xin Zhang, Li Zhang, Hong P. Zhang, Lei Wang, Lisa G. Wood, Gang Wang: “Is the consumption of fast foods associated with asthma or other allergic diseases?”. Respirology. 2018.