El estrés causado por la pandemia de Covid-19 también ha desencadenado un aumento en los casos de tics nerviosos, entre muchos problemas de índole neurológica, según un reciente estudio(1). En concreto, se han detectado el triple de afectados de lo habitual y, además, en pacientes que no tenían antecedentes.

Por regla general estos trastornos suelen comenzar en la niñez y, si no se les pone remedio, con el tiempo se van exacerbando. Sin embargo, desde marzo de 2020 las clínicas especializadas en este tipo de problemas han venido observando más casos de pacientes adultos -de entre 19 y 41 años- y, además, que en muchas ocasiones los tics aparecen de manera prácticamente repentina.

Según los responsables del estudio, estos gestos involuntarios (tanto físicos como vocalizaciones) sirven como llamada de atención ante el malestar e incluso miedo que está experimentando esa persona a causa de la situación actual. Y, efectivamente, todos los pacientes que han formado parte del estudio han relatado que durante la pandemia aumentó su ansiedad, hasta el punto de que muchos habían empezado a tomar ansiolíticos y antidepresivos.

Consejo de Salud en 1 Minuto: Ya ve que la ansiedad y el estrés, dos de los grandes males de nuestra sociedad -y más en los últimos tiempos-, pueden dar la cara de maneras insospechadas. Si sufre problemas de ansiedad, no deje que vayan a más y póngales freno ya con esta solución 100% natural (y libre de efectos secundarios).

Fuentes:

  1. Olvera C, Kompoliti A. “Explosive Onset of Tic-like Movements During the COVID Pandemic Among Patients With no Previous Diagnosis of Tic Disorders”. International Congress of Parkinson’s Disease and Movement Disorders. 2021.