Los alimentos ultraprocesados se caracterizan por contener aditivos químicos y altas concentraciones de grasas saturadas, azúcares y sal, además de una menor cantidad de fibra en comparación con los alimentos naturales. Pero ahora un estudio(1) señala que además son responsables de un mayor riesgo de desarrollar cáncer.

El estudio, que contó con 105.000 personas con una media de 43 años de edad y a las que se realizó un seguimiento durante cinco años, concluyó que aumentar en un 10% el consumo de este tipo de alimentos en la dieta diaria, incrementaría en un 12% el riesgo de desarrollar varios tipos de cáncer, especialmente el de mama.

Para llegar a estas conclusiones los voluntarios debieron clasificar los alimentos que consumían a diario según su nivel de procesamiento. Observaron así que cuanto más se consume este tipo de productos, más riesgos hay de desarrollar cáncer. Una relación que preocupa aún más si pensamos que en algunos países desarrollados este tipo de productos supone el 50% de la alimentación diaria.

Fuentes:

  1. Thibault Fiolet, Bernard Srour, Laury Sellem, Emmanuelle Kesse-Guyot, Benjamin Allès, Caroline Méjean, Mélanie Deschasaux: “Consumption of ultra-processed foods and cancer risk: results from NutriNet-Santé prospective cohort”. British Medical Journal. 2018
  2. contamination of ready-to-eat foods and the risk for human health in the EU”. European Food Safety Authority (EFSA). 2018.