¿Cada vez que pasa frente a un espejo ve con disgusto cómo va perdiendo pelo, o al pasarse el cepillo comprueba cómo su cabello se ha vuelto más frágil y quebradizo?

Con frecuencia la preocupación que genera esta caída agrava todavía más el problema. Y, además, debido a la ineficacia de la mayoría de las estrategias vendidas como auténticas “soluciones milagro”, muchas personas terminan tirando la toalla, asumiendo que se trata de una cuestión inevitable propia de la edad.

Pero no es así.

Al contrario, es un problema orquestado por el sistema hormonal y hay que actuar sobre él para solucionarlo. Prueba de ello es que, salvo excepciones, no afecta a la mayoría de las mujeres ni a los niños. ¡Por no hablar de los animales!

La buena noticia es que corregir y mejorar el funcionamiento del sistema hormonal es algo relativamente sencillo.

Y ofrece notables resultados. Es suficiente con darse cuenta del importante vínculo existente entre un buen estado del cabello y del cuero cabelludo y un buen estado de salud (no solo físico, sino también emocional).

La alimentación, como uno de los pilares fundamentales de la buena salud, puede marcar una gran diferencia. Por eso hoy quiero ofrecerle 7 pautas alimentarias que van a ayudarle a frenar la caída del cabello.

1. Un micronutriente que ralentiza la pérdida de cabello en el 90% de los casos

En un estudio reciente, hasta el 89,9% de los participantes apreciaron una disminución notable en el ritmo al que perdían pelo después de 6 meses tomando un complemento de omega 3.

Seguro que no es el primer efecto beneficioso que descubre de este ácido graso súper polivalente. De hecho, podría considerarse una especie de “navaja suiza” entre los micronutrientes encargados de preservar la salud.

Se encuentra sobre todo en el salmón y las sardinas, entre otros pescados azules.

2. La forma de tomar proteínas para sacarles el mejor partido para su cabello

Según el Dr. Kouremada-Zioga, experto en trasplantes capilares, las proteínas en forma de polvo suelen contener hormonas de crecimiento como la DHEA (dehidroepiandrosterona) o la creatina. “Estas sustancias -explica-, además de hacer crecer la masa muscular, hacen subir los niveles de testosterona en la sangre. Esta hormona genera una sustancia química, la DHT [dehidrotestosterona], uno de los principales desencadenantes de la caída”.

Pero esto no quita que su cabello necesite proteínas buenas para crecer sano y fuerte. Estas son las que provienen, por ejemplo, de la carne de pollos criados al aire libre y de vacas alimentadas con pastos, así como de las legumbres y del alga espirulina (nunca más de 5 g por día).

Eso sí, debe limitar el consumo de proteínas entre 0,8 y 1 g por kilo de peso y día (es decir, que si usted pesa 60 kilos debería rondar los 60 g de proteína diarios).

3. Un oligoelemento que favorece el crecimiento del pelo

Un estudio reciente ha demostrado que el 66,7% de los pacientes que sufren alopecia severa perciben una mejoría y un mayor crecimiento del cabello después de tomar un complemento de zinc.

Los mejillones, las ostras y otros mariscos como la langosta son muy ricos en hierro y zinc. Por tanto, son alimentos que interesa favorecer en la dieta cuando se quiere dar fuerza al cabello (cuando ha perdido densidad y se rompe con facilidad) y estimular su crecimiento.

4. Una vitamina para acabar con el pelo quebradizo

Existe una vitamina capaz de combatir el estrés oxidativo, responsable de que con el tiempo aparezcan canas y el pelo se vuelva fino y quebradizo.

Se trata de la vitamina C.

Suele asociarse principalmente a las naranjas y a otros cítricos; quizás por eso incluso las pastillas efervescentes de vitamina C que se venden en tiendas especializadas y en farmacias tienen sabor a naranja.

Sin embargo, estos no son ni de lejos los alimentos más ricos en vitamina C. Así, puede encontrarla en mucha mayor cantidad en:

  • Los pimientos, ya sean rojos o verdes.
  • El brécol.
  • La coliflor.
  • Las coles de Bruselas.
  • La col kale.
  • Las fresas.
  • La piña.
  • El kiwi.

Si quiere un cabello más fuerte también es buena idea aumentar el consumo de frutas y verduras de color naranja (de nuevo no hablamos de los cítricos, sino de la calabaza, la batata, la zanahoria, el mango…).

Y es que esa pigmentación se debe a su riqueza en betacaroteno, sustancia que estimula la producción de sebo en los folículos pilosos. Este proceso resulta indispensable para proteger la raíz del cabello y permitirle crecer.

5. La carencia de este mineral es el principal responsable de la caída

Si pierde pelo hay muchas probabilidades de que también sufra carencia de hierro (anemia), especialmente si es usted mujer.

Pero ojo, no se trata de aumentarlo sin control. Es importante que los niveles de hierro estén equilibrados: ni demasiado (pues es muy oxidativo), ni demasiado poco.

Aquí tiene un pequeño cuadro resumen de los aportes recomendados:

Edad Mujeres Hombres
De 0 a 6 meses 0,27 mg 0,27 mg
De 7 a 12 meses 11 mg 11 mg
De 1 a 3 años 7 mg 7 mg
De 4 a 8 años 10 mg 10 mg
De 8 a 13 años 8 mg 8 mg
De 14 a 18 años 15 mg 11 mg
De 19 a 50 años 18 mg 8 mg
51 años y más 8 mg 8 mg
Durante el embarazo 27 mg
Durante la lactancia 9 mg

 

El hígado, ya sea de pollo o de vaca, es la mejor fuente de hierro hemínico (o hemo), el cual se absorbe en un 25%. Unos 100 g de hígado de pollo, por ejemplo, contienen en torno a 8,5 mg de hierro.
Por su parte, las judías verdes, las lentejas y las espinacas contienen también mucho hierro, pero en forma no hemínica (se absorbe solo en un 5%).

6. El nutriente secreto bueno para el cabello que esconden los huevos

Los huevos poseen un nutriente escaso y de gran valor: una forma de vitamina B denominada biotina.

Esta vitamina da fuerza al pelo en crecimiento y, de forma general, mejora la salud del cuero cabelludo, mientras que si hay carencia de biotina el cabello se fragiliza enormemente.

La buena noticia es que los huevos, la mejor fuente de biotina a nuestro alcance, son un alimento común. No obstante, también encontrará cantidades nada desdeñables en:

  • Las almendras.
  • Los cacahuetes.
  • El salvado de trigo.
  • El salmón.
  • El aguacate (que además es excelente para el corazón).

7. Para terminar, dos sustancias que invitan a darse un capricho

He dejado expresamente esta buena noticia para el final.

Yo siempre he defendido que cuidarse y vivir en buena salud deja de merecer la pena cuando uno empieza a privarse de absolutamente todos los pequeños placeres de la vida.

Tomar una cerveza con los amigos de vez en cuando es, para mí, uno de esos placeres.

Por eso me parece tan genial que la ciencia haya demostrado que la cerveza ayuda a mantener la buena salud del cabello.

Resulta que su riqueza en silicio, un mineral presente en pocos alimentos, mejora la circulación sanguínea en el cuero cabelludo. De hecho, de acuerdo con un estudio publicado en Archives of Dermatological Research consumir 10 mg de silicio al día reduce en un 20% la fragilidad del cabello.

Resulta que 10 mg es precisamente la cantidad de silicio que contiene una pinta de cerveza (es decir, algo más de medio litro). Así que… ¡salud! (aunque por supuesto sin abusar).

Pero no solo la cerveza va a convertirse en un aliado sorpresa si sufre usted alopecia. Los pistachos también.

Y es que estos frutos secos contienen betasitosterol (también llamado fitosterol), un conocido activo contra la pérdida de cabello masculina.

Si ha llegado hasta aquí, ¡enhorabuena! Ahora dispone de 7 nuevas cartas para jugar su partida contra la caída. Adopte estas medidas en su alimentación diaria y ya verá como no tarda en apreciar los resultados.