¿Dormir acompañado mejora la calidad del descanso? Esta es la pregunta que se ha hecho un equipo de investigadores(1) y, a tenor de los resultados del estudio que ha realizado, la respuesta es bastante concluyente: sí, dormir acompañado favorece un sueño más reparador.

Para comprobar esta relación los investigadores analizaron el patrón de sueño de 12 parejas tanto cuando dormían juntas como cuando lo hacían por separado. Pudieron estudiar así sus movimientos y tensión muscular durante el descanso, además de la respiración y la actividad de sus ondas cerebrales.

Finalizado el estudio comprobaron que cuando las parejas duermen juntas la fase de sueño REM (movimientos oculares rápidos, por sus siglas en inglés), que está asociada con un mayor descanso y una mejor consolidación de la memoria, es más prolongada.

Fuentes:

1. Henning Johannes Drews, Sebastian Wallot, Philip Brysch et al.: “Bed-Sharing in Couples Is Associated with Increased and Stabilized REM Sleep and Sleep-Stage Synchronization”. Frontiers in Psychiatry. 2020.