El problema de las bacterias multirresistentes a los antibióticos está a punto de convertirse en una pandemia a nivel mundial. Para acabar con ella la fagoterapia supone una interesante opción que sigue dando ejemplos de su efectividad.

El último que ha salido a la luz ha sido el de un paciente con fibrosis quística que sufría una infección por Mycobacterium abscessus ante la que los antibióticos no habían podido hacer nada. Sin embargo, tras administrarle durante seis semanas un cóctel de bacteriófagos, con dos dosis diarias, la infección había desaparecido casi en su totalidad.

El éxito de la fagoterapia radica en que los virus bacteriófagos (o fagos), mucho más pequeños que las bacterias, son capaces de adentrarse en el ADN de la bacteria multirresistente para que deje de ser inmune al ataque de los antibióticos.

Nota de Salud en 1 Minuto: Sobre la fagoterapia hablamos en el número de julio de los Dossier de Salud, Nutrición y Bienestar, dedicado a las bacterias multirresistentes. Al tratarse de un grave problema de salud mundial, queremos que usted también conozca todas las alternativas para luchar contras las infecciones sin recurrir a los antibióticos. Por ello, si ahora se suscribe a los Dossiers, recibirá ese ejemplar de regalo. Pídalo aquí.

Fuentes:

1. Rebekah M. Dedrick, Carlos A. Guerrero-Bustamante, Rebecca A. Garlena et al.: “Engineered bacteriophages for treatment of a patient with a disseminated drug-resistant Mycobacterium abscessus”. Nature Medicine. 2019.