El sedentarismo es un gran problema de salud pública, acuciado todavía más por las restricciones debidas a la pandemia por coronavirus. Pues bien, en este escenario la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho público un documento(1) en el que estima la cantidad de actividad física necesaria a la semana según rangos de edad.

Así, los niños y adolescentes de entre 5 y 17 años necesitarían 60 minutos diarios de actividad física principalmente aeróbica y de moderada a intensa. Por su parte, para los adultos se recomiendan entre 150 y 300 minutos semanales, si bien es necesario completarlos con 2 ó 3 rutinas de fuerza en las que se ejerciten los músculos de forma moderada o intensa. El objetivo es mantener el tono y mejorar la resistencia, el equilibrio y la coordinación, así como optimizar la función motora, previniendo posibles caídas.

Lo mejor es que, para que el ejercicio reporte beneficios, no hace falta exceder los 10 minutos continuos y, además, cualquier tipo de actividad que implique movimiento cuenta. Eso sí, el mínimo de 150 minutos semanales es indispensable para poder actuar de forma efectiva en la prevención de ciertas enfermedades no transmisibles como las patologías cardiovasculares, algunos tipos de cáncer y la diabetes, pero también los síntomas de depresión y de ansiedad.

Consejo de Salud en 1 Minuto: si quiere un ejemplo de rutina que le ayude a mantener la buena salud de las articulaciones, la flexibilidad y el tono muscular, le recomendamos ver el siguiente vídeo de nuestro experto osteópata Avelino Parcero.

Fuente:

  1. “WHO guidelines on physical activity and sedentary behaviour: at a glance”. ISBN 978-92-4-001481-7. OMS, 2020.