La psilocibina es un compuesto presente en algunos hongos comestibles. Hasta ahora solo se conocía su efecto psicoactivo, pero un grupo de investigadores ha descubierto que también ayudaría a reducir los síntomas de la denominada “depresión mayor”(1). Este estado del ánimo aparece cuando sentimientos de tristeza, ira o frustración interfieren en la vida diaria durante un largo período de tiempo.

Los resultados del estudio demostraron que la toma de psilocibina consigue reducir en más de un 50% los síntomas depresivos en el 67% de los participantes (de momento solo se ha probado en 24 adultos de una media de 40 años) ya desde la primera semana, porcentaje que pasó a ser del 71% tras las 4 semanas que duró el tratamiento. Estos efectos son 4 cuatro veces superiores a los obtenidos con los fármacos antidepresivos, con la ventaja añadida de que perduran en el tiempo y no presentan sus efectos secundarios.

Eso sí, los investigadores señalan que para obtener esos beneficios no basta con tomar la psilocibina. También es esencial que el tratamiento con el compuesto psicoactivo esté acompañado de psicoterapia para poder superar esa depresión.

Fuentes:

  1. Alan K. Davis, Frederick S. Barrett, Darrick G. May et al: “Effects of Psilocybin-Assisted Therapy on Major Depressive DisorderA Randomized Clinical Trial”.JAMA Psychiatry. 2020.