No hay nada más típico en verano que los helados. Las altas temperaturas hacen que aumente la necesidad de refrescarse y, si puede ser disfrutando de deliciosos sabores, pues mucho mejor.

Eso sí, antes de ir a la heladería que tenga más próxima o acudir al supermercado, a la sección de refrigerados, sepa que hay que diferenciar entre helados… y helados.

Los que yo recomiendo son los helados caseros a base de ingredientes naturales, totalmente alejados de esos productos que se venden con llamativos colores y formas divertidas y que están repletos de azúcares refinados.

Así que hoy le propongo que saque su vena de cocinero (aunque ya le adelanto que necesitará muy poco tiempo y no tienen ninguna dificultad) y prepare en casa estas deliciosas recetas de helados saludables. Con ellos combinará el frescor de los helados con todas las vitaminas y nutrientes que poseen ingredientes tan saludables como son las frutas y las verduras.

¿Preparado?

Si es la primera vez que se anima a preparar helados naturales, preste atención a algunas recomendaciones que debe tener muy en cuenta.

Lo primero que debe saber es que la base de todas las recetas que le voy a indicar es el plátano. “¿Por qué el plátano?” se estará preguntando, aunque lo cierto es que la pregunta debería ser ¿por qué no?

Y es que en el plátano todo son ventajas: es fuente de potasio, lo que aporta energía para una época en la que el calor suele dejarnos un poco “ploff”, y además su textura cremosa permite sustituir los lácteos y conservantes de los helados tradicionales. Por último, con el plátano que contiene una simple tarrina de helado natural ya se obtiene 1 de las 5 raciones de fruta recomendadas al día.

Por otro lado, debe emplear plátanos maduros, los que están a punto de adquirir esa tonalidad marrón y que suelen resultar menos apetecibles. Para preparar helados saludables son la mejor opción, ya que aportan mayor sabor y además se digieren más fácilmente.

En todas las recetas que le indico los plátanos deben estar congelados. Para ello pele primero los plátanos y córtelos en rodajas de entre 2 y 5 cm. A continuación, colóquelos sobre una bandeja forrada con papel vegetal, creando una única capa, y métalos en el congelador durante aproximadamente 2 horas, hasta que se congelen. Una vez listos deberá guardarlos en bolsas de congelación hasta que vaya a preparar el helado.

Y ahora que ya tenemos los conceptos básicos, ¡manos a la obra!

 Helado de piña colada

Es facilísimo de preparar y además le dará un toque de lo más tropical a su postre.

Ingredientes para 1 ración

  • 2 plátanos congelados.
  • Media taza de trozos de piña.
  • 125 ml de leche de coco en lata (fría y sólo la parte espesa).
  • 25 gr de coco deshidratado.
  • Opcional para decorar: 1 piña vaciada (servirá de recipiente) y trozos de piña, coco rallado, granos de granada o rodajas de plátano (servirán de topping).

Preparación

  • Vierta todos los ingredientes en un recipiente (si va a usar batidora) o en el robot de cocina, hasta obtener una mezcla cremosa.
  • Vierta la mezcla en la piña vaciada y adorne con los toppings que desee.

Polos de naranja y plátano

Los polos son otra alternativa para disfrutar de helados saludables. Además, como su forma atrae a los más pequeños, es la manera perfecta de que tomen fruta y a la vez se refresquen.

Ingredientes para 6 polos

  • 2 plátanos congelados.
  • 1 taza de yogur de coco.
  • 170 ml de zumo de naranja recién exprimido.
  • 1 cucharada de zumo de lima recién exprimido.
  • La piel de 1 naranja y de 1 lima.

Preparación

  • Vierta todos los ingredientes en un recipiente (si va a usar batidora) o en el robot de cocina, hasta obtener una mezcla cremosa.
  • Vierta la mezcla en los moldes para polos (puede usar envases de yogur si no tiene moldes diseñados para polos) y no se olvide de poner también los palitos (también sirven tenedores o pajitas si no tiene los clásicos palitos de madera). Métalos en el congelador unas 4 horas, hasta que se congelen.

Para sacar los polos con facilidad sumerja los moldes en agua tibia. Es importante que no esté demasiado caliente, pues el polo se derretiría.

 Smoothie verde

Además de helados o polos, con los smoothies también disfrutará de un sabor delicioso, refrescante y saludable. El que le propongo combina ingredientes que en principio pueden resultarle extraños, como las espinacas, pero cuyo resultado final le sorprenderá.

Ingredientes para 1 ración

  • 1 plátano y medio congelado.
  • Medio aguacate maduro.
  • 1 puñado grande de espinacas.
  • 40 gramos de piña fresca troceada.
  • 150 ml de zumo de naranja recién exprimido.

Preparación

  • Vierta los plátanos congelados y las espinacas en un robot de cocina o en un molde y bátalos hasta obtener una mezcla cremosa.
  • Añada los trozos de piña y el zumo de naranja y vuelva a batir. Si es necesario para que adquiera una mejor consistencia, añada un poco de agua.

¡Delicioso!

Estos son sólo algunos ejemplos de helados, polos y smoothies que puede preparar. Las variedades son infinitas, pues todo es cuestión de echarle un poco de imaginación y combinar los sabores que más le gusten.

Por eso le invito a compartir sus propias recetas de helados saludables. Pueden ser de esos helados caseros que lleva preparando desde hace años y son la envidia de todos, o tal vez alguno nuevo que haya probado a raíz de leer este texto.

Estaré encantado de conocer el resultado, así como el resto de lectores de Tener S@lud.

¡A su salud!

Luis Miguel Oliveiras

P.D.: las recetas que he querido compartir con usted proceden del libro “Helados Saludables” de Margie Brodhead (Editorial Libros Cúpula).