En Japón han desarrollado un sistema(1) que permite salvar a las personas que sufren un paro cardíaco durante carreras de resistencia (maratones, medias maratones…), lo cual por desgracia cada vez ocurre con más frecuencia. Tras probarlo durante 12 años los resultados han confirmado su efectividad, con 26 corredores salvados de 28 paros cardíacos sufridos.

El sistema se compone de parejas de paramédicos que van en bicicleta y que cuentan con un desfibrilador externo automático, un kit médico de emergencia y teléfonos equipados con sistema GPS para que, en el caso de que se produzca un paro cardíaco durante la carrera, puedan indicar el lugar exacto. También hay parejas de enfermeros especializados en primeros auxilios que igualmente cuentan con un desfibrilador externo automático. Además, cada 5 kilómetros de carrera se colocan estaciones médicas en la que hay tanto médicos como enfermeros y entrenadores deportivos.

Gracias a este innovador procedimiento, que se probó en 251 carreras realizadas entre los años 2005 y 2017, el promedio de demora en iniciar la intervención de la reanimación fue de 50 segundos. De ahí que sus creadores señalen la importancia de contar con equipos móviles para atender emergencias de este tipo, ya que la rapidez es la clave para salvar vidas.

 

Fuentes:

  1. Kinoshi T, Tanaka S, Sagisaka R, Shirakawa T, y cols. Mobile Automated External Defibrillator Response System during Road Races. N Engl J Med.2 Ago 2018; 379(5):488-489. DOI: 10.1056/NEJMc1803218. PMID: 30067927.