En caso de cáncer de próstata la aparición de metástasis multiplica por seis el riesgo de muerte; de ahí la necesidad de prevenir su evolución cuanto antes. Un grupo de investigadores ha desarrollado un nuevo inhibidor de andrógenos que retrasaría hasta en un 72% el riesgo de metástasis(1).

Se trata de un antiandrógeno (inhibe los efectos de las hormonas sexuales masculinas) que actúa sobre la célula cancerosa, lo que supone una interesante opción para los pacientes con cáncer de próstata que resisten a los tratamientos y tienen un alto riesgo de desarrollar metástasis.

Las pruebas realizadas han confirmado que con esta nueva terapia los pacientes sobreviven una media de dos años más.

 

Fuentes:

  1. Matthew R. Smith, Fred Saad, Simon Chowdhury, Stéphane Oudard, Boris A. Hadaschik et al.: “Apalutamide Treatment and Metastasis-free Survival in Prostate Cancer”. The New England Journal of Medicine. 2019.