Aplicar ultrasonidos en el bazo ayudaría en el tratamiento de la artritis inflamatoria, tal y como asegura un grupo de investigadores que ha llevado a cabo pruebas experimentales con esta técnica(1).

Se trata de un nuevo enfoque no invasivo que mejora los últimos avances sobre el tratamiento de esta enfermedad con ultrasonidos, que hasta la fecha se aplicaban sobre electrodos implantados en el nervio vago.

En esta nueva modalidad el ultrasonido se aplica sobre el bazo directamente a través de la piel, sin necesidad de cirugía, por lo que se trata de un tratamiento mucho menos invasivo para el paciente. Y las primeras pruebas realizadas en grupos de roedores han confirmado que ambas técnicas ofrecerían resultados similares.

 

Fuentes:

  1. Daniel P. Zachs, Sarah J. Offutt, Rachel S. Graham et al.: “Noninvasive ultrasound stimulation of the spleen to treat inflammatory arthritis”. Nature Communications. 2019.