La esclerosis múltiple es una enfermedad degenerativa y crónica que provoca lesiones en el sistema nervioso y la médula espinal. El tratamiento que se aplica en la actualidad evita que el sistema inmunológico dañe a las células del sistema nervioso central, pero tan sólo se puede emplear en las fases tempranas de la enfermedad.

Y es que en una fase más avanzada son las células microgliales, presentes en el cerebro, las principales responsables de la inflamación que origina el deterioro neurológico. Por tanto, para llevar a cabo un tratamiento efectivo en esta etapa de la enfermedad sería necesario evitar la acción de esas células en concreto.

Y eso es lo que ha descubierto un equipo de investigadores al identificar un receptor en las células microgliales, el P2X4 que, cuando se activa, incrementa su potencial antiinflamatorio(1). De este modo se consigue reducir la inflamación responsable de los daños propios de esta enfermedad, mejorando así los síntomas de la esclerosis múltiple. Pero además este receptor permitiría potenciar la respuesta reparadora del organismo, incluso cuando ya se esté en la fase más avanzada de la enfermedad.

 

Fuentes:

  1. Alazne Zabala, Nuria Vázquez-Villoldo, Björn Rissiek et al.: “P2X4 receptor controls microglia activation and favors remyelination in autoimmune encephalitis”. EMBO Molecular Medicine. 2018.