Investigadores del Hospital Clínico de Barcelona han llevado a cabo una terapia(1) basada en células dendríticas tolerogénicas para el tratamiento de la esclerosis múltiple (enfermedad crónica e inflamatoria que destruye la mielina, sustancia que protege las fibras nerviosas) y de la neuromielitis óptica (rara enfermedad de origen inflamatorio, caracterizada por brotes que pueden provocar ceguera o paraplejia). En ambas patologías el sistema inmunitario no reconoce las proteínas de la mielina, lo que provoca daños en el cerebro.

Las células dendríticas telerogenéticas (un tipo de células que se enfrentan a la acción de determinados antígenos) empleadas para esta terapia se obtienen de la sangre del propio paciente y después son modificadas para suprimir la inflamación. De este modo se evita que sigan causando daños en el sistema nervioso.

Ya se ha probado esta terapia con 12 pacientes (8 con esclerosis múltiple y 4 con neuromielitis óptica) y los resultados son muy prometedores, además de que no se han observado efectos secundarios. El siguiente paso será realizar nuevos ensayos para confirmar su posible aplicación en otras enfermedades autoinmunes y reumatológicas (encefalitis autoinmunes, artritis reumatoide o psoriasis, por ejemplo).

 

Fuentes:

  1. Irati Zubizarreta, Georgina Flórez-Grau, Gemma Vila et al.: “Immune tolerance in multiple sclerosis and neuromyelitis optica with peptide-loaded tolerogenic dendritic cells in a phase 1b trial”. Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). 2019.