Un estudio(1) centrado en el cáncer de próstata y su prevención concluyó que si padece esta enfermedad debe aumentar el consumo de:

Manzanas, ricas en ácido ursólico (sobre todo en la piel).

Tomates. El consumo habitual de salsa de tomate disminuye el riesgo de cáncer de próstata, al ser rico en licopeno (caroteno antioxidante), un importante protector de la próstata. Ahora bien, si se consume en forma de salsa de tomate (con aceite de oliva), el organismo lo absorbe mucho mejor.

Uvas y moras, fuentes de resveratrol, otro potente antioxidante.

Curcumina, el legendario principio activo contra el cáncer presente en la especia cúrcuma. Para mejorar su asimilación elija cúrcuma de calidad (fresca y ecológica) y añádala a las recetas que incluyan un alimento graso.

 

Fuentes:

1. Alessia Lodi, Achinto Saha, Xiyuan Lu et al.: “Combinatorial treatment with natural compounds in prostate cancer inhibits prostate tumor growth and leads to key modulations of cancer cell metabolism”. NPJ Precision Oncology. 2017.