Una encuesta sobre los hábitos de vida de los españoles(1) ha señalado que cada vez más personas practican yoga (el 12% del total). Los motivos de este aumento se deben principalmente a las confirmadas propiedades del yoga para reducir el estrés y la ansiedad, que es precisamente algo de lo que sobra en nuestra sociedad actual.

Y es que practicar yoga de forma regular hace que produzcamos más serotonina, la llamada “hormona de la felicidad”, lo que aporta una mayor sensación de relajación y bienestar en general. Además, también reduce el estrés al disminuir los niveles de cortisol, la hormona que se libera precisamente como respuesta a éste.

Eso sí, al existir diferentes tipos de yoga, así como varios niveles, los expertos en esta técnica milenaria señalan que el primer paso es dar con el yoga que más se adapte a las necesidades de cada uno (muchos lo practican para superar problemas musculoesqueléticos, por ejemplo), así como el nivel adecuado atendiendo a posibles lesiones y a la edad que se tenga.

Fuente:

  1. “El 12% de los españoles afirma practicar yoga”. Instituto Sondea. 2018.