Eso es, al menos, lo que afirma el gigante tecnológico Google acerca de una nueva herramienta basada en inteligencia artificial (IA) que ha desarrollado. Al parecer, sería capaz de analizar con mayor eficiencia que los propios médicos las pruebas de diagnóstico de tumores mamarios.

Para demostrarlo, desde la propia firma pusieron en marcha un amplio estudio(1) basado en la observación de mamografías (se utilizaron pruebas de 25.856 mujeres del Reino Unido y de 3.097 de Estados Unidos) que concluyó que el sistema tecnológico es capaz de reducir en un 3,5% los falsos positivos y en un 8,1% los falsos negativos.

Nota de Salud en 1 minuto: No hay que olvidar que Google es el promotor del estudio, pero aun así la noticia no deja de resultar prometedora: además de una mayor precisión en el diagnóstico precoz de cáncer de mama que permita reducir los tiempos de espera, un menor índice de falsos positivos evitaría muchos tratamientos innecesarios que conllevan riesgos y efectos secundarios nada desdeñables.

 

Fuente:

  1. McKinney, S.M., Sieniek, M., Godbole, V. et al. “International evaluation of an AI system for breast cancer screening”. Nature 577,89–94 (2020) doi:10.1038/s41586-019-1799-6.