El acto más importante que realizamos cada día es tomar la decisión de no suicidarnos”.

A quienes nunca se han asomado a los abismos de la depresión, esta frase del filósofo y escritor Albert Camus, que tan bien conocía el alma humana, les sonará a chino.

Porque quien no ha sufrido la enfermedad no entiende a quien la padece ni por qué se comporta así. También se trivializa la palabra en sí, diciéndose coloquialmente cosas como “hoy estoy deprimido” (para decir que se está triste, melancólico, contrariado…). Porque estar realmente deprimido tiene otra magnitud.

La vida puede ser un lugar extraño y hostil para quien sufre depresión. Y en ocasiones ni siquiera sabe que padece la enfermedad. Sólo sabe que le faltan fuerzas para realizar las acciones cotidianas más simples, que carece de energía y de la mínima vitalidad. Levantarse de la cama, andar por la calle, hablar con la gente, trabajar… pueden convertirse en un reto insuperable. Y se sienten tristes, pero con un tipo de tristeza que pertenece a otra dimensión. Quienes han pasado por ello lo comparan con un túnel del que nunca ven la salida, o con un pozo del que es imposible salir. Tan oscuro, que muchos ven en el suicidio la única solución.

La industria farmacéutica tiene un gran negocio en la depresión. En España, de hecho, donde se estima que dos millones de personas sufren la enfermedad, el consumo de antidepresivos (medicamentos psicotrópicos) se ha disparado en los últimos años de una forma alarmante.

El famoso Prozac (nombre comercial de la fluoxetina, que pertenece a la familia de los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina) y otros medicamentos (como los derivados tricíclicos o los inhibidores de la monoaminooxidasa) se consumen masivamente para tratar la depresión.

Depresión: soluciones sin medicamentos

Si nosotros pensáramos que la única salida a la depresión son los medicamentos antidepresivos, hoy yo no estaría escribiendo de este tema. Además, los antidepresivos tienen muchísimos efectos secundarios. Durante las primeras dos semanas, casi todos los pacientes sufren alteraciones relacionadas con la digestión y la vida sexual, en algunos casos graves. También pueden aumentar la tensión arterial. Y como efecto secundario permanente y frecuente, se da la paradoja de que hacen que aumenten los pensamientos en torno al suicidio.

A veces su médico o usted mismo considerará que no existe más remedio que recurrir a los antidepresivos, pero yo quiero darle ahora otro mensaje: existen soluciones sin medicamentos.

Pero tenga muy en cuenta esta precaución antes de seguir leyendo: si usted está tomando antidepresivos, debe saber que bajo ningún concepto debe interrumpir el tratamiento sin más por iniciativa propia, pues puede ser muy peligroso y provocar síntomas todavía más graves que los que le llevaron a iniciarlo, además de los síntomas graves del síndrome de abstinencia (incluidas sensaciones como de descargas eléctricas). Por lo tanto, siempre debe reducirse el tratamiento de forma muy progresiva y bajo la supervisión de su médico.

Y ahora volvamos a lo que le estaba diciendo.

¿Conoce al Dr. Jean-Paul Curtay? Sin duda nos habrá oído hablar de él. Es el experto que está detrás de Los Dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar, un prestigioso médico de renombre mundial (forma parte de varias instituciones internacionales).

El Dr. Curtay ha tratado directamente a muchos pacientes con depresión, y ha visto y analizado multitud de casos en su larga experiencia profesional. Pero además de ello, es una mente lúcida capaz de ver mucho más allá de lo que suelen hacerlo la mayoría, y en una enfermedad tan compleja y poliédrica como la depresión, ese enfoque es imprescindible para arrojar luz y dar respuestas a quienes sufren esta dramática enfermedad y mostrarles el camino de salida.

Por eso el Dossier que ha preparado este mes sobre la depresión es tan sumamente valioso. Su nombre lo dice todo: “Depresión: recuperar las ganas de vivir”.

En él encontrará hallazgos que ponen los pelos realmente de punta, como la relación entre los partos por cesárea y la falta de lactancia materna en los primeros meses de vida con el riesgo de sufrir depresión de adulto.

Pero también descubrimientos tan esperanzadores como los beneficios de la simple toma de complementos de magnesio (crucial para el control del estrés, la tensión pulsional alta y la inflamación) y del aminoácido L-tirosina (que se transforma en el cerebro en dopamina y noradrenalina) para empezar a ver resultados muy pronto.

¿Quiere recibir este Dossier?

Estamos a punto de cerrar la lista de destinatarios de este número de Los Dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar del que le he hablado. Cerramos el listado de envíos el día 28 de marzo, para asegurarnos de que el envío de ejemplares se realiza sin contratiempos.

Si desea apuntarse y recibirlo usted también, debe hacerlo cuanto antes (y, como máximo, antes de las 23:59 horas de este martes 27. Pasada esa hora, será demasiado tarde.

Le recomiendo que se asegure de recibir su ejemplar. La depresión es una enfermedad compleja en la que intervienen factores sociales, psicológicos y biológicos. Puede haber un acontecimiento traumático que la precipite (como la pérdida de un ser querido, del trabajo, una enfermedad, preocupaciones económicas…) o aparecer sin más. Y no deja de crecer. Este número le permitirá prevenirla y tratarla con eficacia y amplitud de miras. En él descubrirá:

  • Cómo funciona la terrible maquinaria de la depresión (imprescindible para evitar caer en ella y tratarla adecuadamente).
  • Por qué debe actuar cuanto antes (la depresión arrastra a otros problemas que pueden ser aún más graves).
  • ¡Nada de fármacos! Por qué las sustancias psicotrópicas son inútiles y peligrosas en la mayoría de los casos y debe alejarse de ellas.
  • Las 10 cartas ganadoras contra la depresión: una alimentación antiinflamatoria, una flora intestinal protectora, el papel de los polifenoles y antioxidantes, las vitaminas que no pueden faltarle…
  • ¡Y mucho más!

Le aseguro que este Dossier es imprescindible para evitar caer en esta terrible enfermedad que acecha cuando menos se lo espera, así como para ganar la batalla a la depresión y volver a vivir la vida con una sonrisa.

Como le he dicho, este martes 27 de marzo a las 23:59 horas cerramos la lista de destinatarios a los que enviaremos este Dossier sobre la depresión.

Por eso le animo a apuntarse ya mismo para asegurarse de que usted también lo recibirá (será el primero de su suscripción anual a Los Dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar).

Haga clic aquí para recibirlo.