El cólchico o azafrán bastardo (Colchicum autumnale) podría convertirse en el nuevo aliado para hacer frente a algunos de los síntomas más graves de la Covid-19. Y es que un equipo de investigadores ha observado que un derivado de esta planta, la colchicina, ofrece beneficios en los pacientes infectados por el SARS-CoV-2(1).

Esta sustancia se probó con más de 4.000 pacientes mayores de 40 años con Covid-19 que, además, ya tenían algún factor de riesgo (hipertensión, obesidad, cardiopatía…). Pues bien, tras un tratamiento de 1 mes de duración se observó que reducía en un 25% las hospitalizaciones y en un 50% la necesidad de usar ventilación mecánica.

Según los investigadores, estos beneficios se obtendrían gracias a sus propiedades antiinflamatorias, eficaces para frenar la denominada “tormenta de citoquinas” que sufren algunos pacientes, que no es otra cosa que una reacción inflamatoria violenta y desproporcionada.

Nota de Salud en 1 Minuto: Queda claro que los remedios naturales, incluidos aquellos que tienen más de 3.500 años de antigüedad, siguen estando vigentes. Y es que la colchicina que ahora se está estudiando por sus posibles efectos anticovid, -y que desde hace años se aplica para tratar diversos procesos inflamatorios (gota, pericarditis aguda…)-, ya aparecía como tratamiento antiinflamatorio en el denominado Papiro Ebers: un tratado médico del Antiguo Egipto en el que se describen más de 80 enfermedades y sus posibles terapias, además de 700 descripciones farmacológicas.

Atención: este estudio sigue en desarrollo, por lo que sus conclusiones deben tenerse en cuenta con cautela. Asimismo, la colchicina está contraindicada en caso de daño renal y puede interactuar con otros tratamientos, por lo que siempre debe tomarse bajo supervisión médica.

Fuentes:

  1. Jean-Claude Tardif, Nadia Bouabdallaoui, Philippe L. L’Allier et al.: “Efficacy of Colchicine in Non-Hospitalized Patients with COVID-19”. Montreal Heart Institute – COLCORONA trial. 2021.