La colitis ulcerosa (CU) es una enfermedad inflamatoria intestinal crónica que cada vez afecta a más personas, pero cuyo origen es aún desconocido. Frente a ella, la terapia con esteroides, concretamente con glucocorticoides, sigue siendo la más utilizada a pesar de que no es eficaz en el 40-60% de los casos.

Para entender qué mecanismos moleculares hay detrás de este fracaso terapéutico unos investigadores han adoptado criterios matemáticos. Bajo esta óptica han analizado dos biopsias rectales (una obtenida antes del inicio de la terapia y la otra al tercer día de tratamiento con esteroides) de pacientes con CU entre moderada y severa(1).

Este nuevo enfoque matemático se ha basado en las proteínas relacionadas con la CU en distintas secuencias de ácido ribonucleico (ARN), concretamente miARN (el que tiene la capacidad de regular la expresión de otros genes) y mARN (el que transfiere el código genético procedente del ADN). Como resultado de este análisis, se confirma que la proteína ANP32E está implicada en la falta de eficacia de los esteroides, identificándose así un posible biomarcador para predecir en qué pacientes puede darse este fracaso en la terapia.

 

Fuentes:

  1. Lorén V, Garcia-Jaraquemada A, Naves JE, Carmona X, Mañosa M, Aransay AM, Lavin JL, Sánchez I, Cabré E, Manyé J, Domènech E. “ANP32E, a protein involved in steroid-refractoriness in ulcerative colitis, identified by a systems biology approach”. J Crohns Colitis. Oct. 2018. doi: 10.1093/ecco-jcc/jjy171.