Son muchos los factores que influyen en el nivel educativo que llega a tener una persona y entre ellos destacan los ambientales (la clase social, el nivel económico o la salud). Ahora bien, un nuevo estudio ha confirmado que también hay que tener en cuenta los factores genéticos(1).

Se trata del mayor estudio genómico (estudio del ADN) realizado hasta la fecha sobre el nivel educativo. Para llevarlo a cabo se obtuvieron muestras de ADN de más de un millón de ingleses, con las que se analizaron cientos de miles de polimorfismos (los cambios que sufre el ADN y que hacen que las personas sean diferentes).

Los datos obtenidos se compararon con el nivel educativo y, de este modo, se pudieron identificar a más de 1.200 polimorfismos que se relacionaban directamente con el nivel educativo. Se confirmó así que las características genéticas son responsables en un 12% del nivel de estudios que pueda alcanzar una persona.

No obstante, aunque este estudio tenía como principal objetivo determinar cómo interaccionan los factores genéticos y los ambientales en el nivel de estudios, los investigadores también señalan que los factores genéticos siempre van a influir en menor medida que los ambientales.

 

Fuentes:

  1. Lee JJ, et al.: “Gene discovery and polygenic prediction from a genome-wide association study of educational attainment in 1.1 million individuals”. Nat Gen. 2018.