Los médicos de atención primaria piden el triple de pruebas de diagnóstico que hace 15 años. Estas son las conclusiones obtenidas por un equipo de investigadores que comparó los informes médicos realizados en Inglaterra entre los años 2000 y 2016(1). Pudo comprobarse así que las pruebas de diagnóstico pasaron de ser 14.869 a 49.267 (un aumento anual del 8,5).

Entre las razones de este aumento los investigadores señalan que ahora las pruebas se realizan más por razones estratégicas que médicas, pues al pedir el médico una prueba el paciente tiende a quedarse más tranquilo, lo que a su vez hace que la consulta dure menos tiempo.

Se ha llegado a tal punto que, de hecho, tiende a considerarse que un médico es bueno si somete al paciente a cuantas más pruebas mejor, a pesar de que muchas son innecesarias.

 

Fuentes:

  1. “GPs order three times as many diagnostic tests as 15 years ago”. BMJ. 2018.