Para prevenir la diabetes nada mejor que hacer ejercicio, hasta el punto de que cuanta más actividad física se realice, más disminuye el riesgo de desarrollar esa patología.

Esta es la conclusión de un estudio que ha contado con unas 100.000 personas de mediana edad a las que realizaron un seguimiento durante 8 años para analizar la actividad física que realizaban durante la semana y su impacto sobre la diabetes(1). Tras examinar los datos los investigadores observaron que aumentar la frecuencia del entrenamiento también aumenta la protección que ofrece. En concreto:

  • Menos de media hora de ejercicio a la semana reduce en un 14% el riesgo de sufrir diabetes.
  • Realizar actividad física entre 1 y 2 horas semanales lo reduce en un 20%.
  • Y hacerla durante más de 2 horas y media permite reducir el riesgo un 37%.

Respecto a las actividades con las que se obtendrían estos beneficios, existe una gran variedad: correr, nadar y montar en bici, por ejemplo, pero también realizar yoga o sesiones de estiramientos.

Consejo de Salud en 1 Minuto: Ya ve que hay mucho donde elegir para empezar a hacer ejercicio y reducir el riesgo de diabetes ¡además de ganar en salud! Solo tiene que elegir la actividad física que más le convenga y, por supuesto, según sus intereses y aficiones. Eso sí, tenga en cuenta siempre su estado físico y edad para no exceder sus propios límites.

Fuentes:

  1. Grøntved A, Pan A, Mekary RA, Stampfer M, Willett WC, Manson JE, et al. “Muscle-strengthening and conditioning activities and risk of type 2 diabetes: a prospective study in two cohorts of US women”. PLoS Med. 2014.