Anteriores estudios habían demostrado que la práctica de ejercicio acelera la recuperación tras una lesión medular, ya que estimula la actividad neuronal. Ahora, para los pacientes con ausencia de movilidad llegan buenas noticias: se ha descubierto una molécula que es capaz de replicar esos efectos beneficiosos, propiciando así la regeneración medular(1).

Se trata de la proteína Cbp, que destaca por su función reguladora de la expresión génica. Los investigadores han realizado varios ensayos con roedores y han comprobado que, ante la ausencia de esta proteína, incluso si reciben otros estímulos para que la actividad de las neuronas aumente (lo que conllevaría cambios genéticos y una mayor propensión a que el nervio dañado se regenerara), la reparación de la lesión medular no avanza.

Por el contrario, si se induce la presencia de esa proteína, tiene lugar una aceleración en la regeneración de la médula espinal, lo que confirma a la Cbp como una nueva diana terapéutica para los pacientes con lesión medular.

 

Fuentes:

  1. Thomas H. Hutson, Claudia Kathe, Ilaria Palmisano et al.: “Cbp-dependent histone acetylation mediates axon regeneration induced by environmental enrichment in rodent spinal cord injury models”. Science Translational Medicine. 2019.