Las personas con obesidad o que padecen síndrome metabólico podrían beneficiarse de un nuevo tratamiento que actúa directamente sobre el sistema inmunitario del organismo; más en concreto, sobre su respuesta inflamatoria.

En principio esa respuesta inflamatoria es beneficiosa, ya que es la manera en la que el cuerpo se defiende de los agentes patógenos que lo atacan y generan un importante estrés oxidativo. El problema es que ese estrés oxidativo también puede darse en caso de exceso de grasas dentro del organismo, como le ocurre a quienes sufren obesidad o síndrome metabólico.

Por tanto, reducir ese estrés oxidativo contribuiría a mejorar ambas afecciones. Y eso es justo lo que han conseguido unos investigadores(1) al descubrir que, al inhibir una proteína en concreto, la Fgr, es posible reducir esa respuesta inflamatoria. Ya se han realizado las primeras pruebas que confirman la eficacia de este tratamiento, si bien solo en ensayos con animales.

Fuentes:

  1. Acín-Pérez, R., Iborra, S., Martí-Mateos, Y. et al.: “Fgr kinase is required for proinflammatory macrophage activation during diet-induced obesity. Nat Metab. 2020.