El colesterol HDL (también denominado “colesterol bueno”) podría ayudar a combatir la inflamación responsable de multitud de problemas cardiovasculares. Esto es lo que asegura un reciente estudio que ha contado con 680 adultos de 59 años de media, la mitad de los cuales habían sufrido algún problema relacionado con el corazón(1).

Durante 20 años se les realizó un seguimiento en el que, además de medirles determinados marcadores vinculados a la inflamación, se analizó la capacidad de su colesterol HDL para disminuir la respuesta inflamatoria de las células endoteliales (es decir, de las paredes que recubren los vasos sanguíneos). Observaron así que, cuanto más alta era esa capacidad antiinflamatoria, menos probabilidades había de sufrir algún problema cardiovascular, incluso pasados 10 años.

A la vista de estos resultados, los investigadores señalan que en los pacientes con factores de riesgo cardiovascular sería conveniente tener en cuenta este valor para prevenir posibles complicaciones.

Fuentes:

1. Congzhuo Jia, Josephine L.C. Anderson, Eke G. Gruppen et al.: “High-Density Lipoprotein Anti-Inflammatory Capacity and Incident Cardiovascular Events”. Circulation. 2021.