Esta es la tajante conclusión de un amplio estudio que ha contado con más de 200.000 mujeres británicas de entre 50 y 74 años a las que se realizó un seguimiento durante más de 10 años(1). El objetivo era confirmar si los cribados anuales que se realizan para diagnosticar precozmente un cáncer de ovario permiten reducir la mortalidad por esta enfermedad.

Sin embargo, tras más de una década de investigación durante la cual la mitad de las participantes se sometieron a ecografías vaginales anuales, no se obtuvo ninguna diferencia en el número de muertes con respecto al grupo de mujeres que no se realizó esta prueba. Dicho de otro modo: estas pruebas no sirven para reducir los fallecimientos debidos al cáncer de ovario.

Consejo de Salud en 1 Minuto: Existen herramientas -algunas de las cuales ni siquiera contempla la medicina convencional- que permiten conocer en profundidad el desarrollo de un cáncer y sus consecuencias, así como las maneras de prevenirlo y de tratarlo si ya se ha declarado. De todas ellas hablará el Dr. Fred Pescatore, eminencia en Medicina Integrativa estadounidense, en el Gran Evento gratuito SOBREVIVIR AL CÁNCER. Tendrá lugar el próximo martes 25 a las 15.00h. Aquí puede apuntarse gratis para asistir.

Fuentes:

1. Usha Menon, Aleksandra Gentry-Maharaj, Matthew Burnell et al. “Ovarian cancer population screening and mortality after long-term follow-up in the UK Collaborative Trial of Ovarian Cancer Screening (UKCTOCS): a randomised controlled trial”. The Lancet. 2021.