Para fijar los recuerdos a largo plazo el cerebro segrega ciertas moléculas llamadas neuromoduladores (dopamina y noradrenalina) que se producen de manera natural cuando se practica deporte.

Para confirmar este hecho se llevó a cabo un experimento(1) en el que se realizó una prueba de memoria a tres grupos: uno hizo deporte justo después de realizar la prueba, el segundo lo practicó cuatro horas después de haber realizado el ejercicio físico y el tercer grupo no hizo ningún tipo de deporte.

Dos días después, los participantes volvieron a realizar la misma prueba de memoria: los que habían practicado deporte cuatro horas después tuvieron unos resultados claramente superiores a los otros dos grupos.

Fuentes:

  1. Van Dongen EV, Kersten IH, Wagner IC, Morris RG, Fernández G. “Physical Exercise Performed Four Hours after Learning Improves Memory Retention and Increases Hippocampal Pattern Similarity during Retrieval”. Curr Biol 2016 Jul 11; 26(13): 1722-1727.