Un estudio ha logrado identificar una proteína, la DKK3, que regula la capacidad de acción de los fibroblastos, un tipo de células que promueve el crecimiento de varios tipos de cáncer (mama, ovario y colon), así como la resistencia a ciertas terapias(1). Dicho de otro modo, si se detecta esa proteína en un paciente de cáncer es un indicativo de que la enfermedad se desarrollará de forma más rápida y agresiva.

Gracias a este descubrimiento los tratamientos frente al cáncer de mama, de ovario o de colon podrán adecuarse para ser más efectivos. Y es que la presencia de esta proteína alertará a los médicos que se están enfrentando a un tumor más agresivo de lo normal, por lo que será necesario aplicar tratamientos más potentes.

Asimismo, los investigadores que han realizado este descubrimiento ya están estudiando cómo se puede modificar la acción de la DKK3 para mejorar las actuales terapias frente al cáncer.

 

Fuente:

  1. Nicola Ferrari, Romana Ranftl, Ievgeniia Chicherova, Neil D. Slaven et al.: “Dickkopf-3 links HSF1 and YAP/TAZ signalling to control aggressive behaviours in cancer-associated fibroblasts”. Nature Communications. 2019.