Un estudio publicado en la revista Neurology confirma que seguir hábitos de alimentación saludables incide directamente en la calidad de vida de los pacientes que sufren esclerosis múltiple, además de reducir los casos de depresión severa, fatiga y problemas cognitivos.

El estudio contó con 11.000 personas que padecían esta enfermedad, a las que se realizó un seguimiento que incluía un cuestionario sobre la dieta que seguían, y se les pidió que evaluaran los síntomas de la enfermedad según el sistema de puntuación validado Patient-Determined Disease Steps, para que no interfiriera la subjetividad de cada paciente.

Se observó así que las puntuaciones más altas en cuanto a calidad de vida se correspondían con las personas que seguían una dieta rica en frutas, verduras y legumbres, además de baja en carnes rojas y azúcar… en otras palabras, entre aquellas que seguían una dieta más saludable.

 

Fuente: Kathryn C. Fitzgerald, Tuula Tyry, Amber Salter, Stacey S. Cofield, Gary Cutter, Robert Fox and Ruth Ann Marrie: “Diet quality is associated with disability and symptom severity in multiple sclerosis”. Neurology. 2017